La falta de precipitaciones hace peligrar la cosecha de cereales

Unión de Campesinos de Segovia - UCCL advierte que, en caso de no llover durante esta semana, “se perderá toda la siembra”

31

Quienes no creen en los refranes tienen ahora un argumento a su favor. Este año no se puede decir aquello de “en abril, aguas mil”. Ni mil, ni cien… Nada de nada. Cuando el mes ha pasado ya su ecuador, en la provincia de Segovia no ha caído ni una gota de agua. Y, lógicamente, los agricultores están preocupados, pues ven que la ausencia de precipitaciones los aboca a una campaña calamitosa.

En esta tesitura, la Unión de Campesinos de Segovia – UCCL, ha alertado a la Consejería de Agricultura y Ganadería, mediante el envío de una carta, de la situación en la que se encuentran los cultivos por la falta de agua, reclamando a continuación la creación de una ‘mesa de seguimiento’ que permita hacer una primera valoración de los efectos de la sequía tanto en el secano como el regadío.

Para esta organización agraria, una gran parte de la superficie de secano se encuentra en un estado “lamentable”, por la ausencia de humedad en el subsuelo, advirtiendo además que, en el caso de no llover esta semana, “se perderá toda la siembra”. Muchos trigos ya empiezan a espigar, y es muy posible que se pierdan. Prácticamente en todas las provincias de Castilla y León ya se observan parcelas que se empiezan a secar.

Por otra parte, los cultivos de regadío también lo van a tener difícil, sobre todo debido al bajo nivel existente de agua embalsada, una circunstancia que, a nivel regional, está conllevando que distintas comunidades de regantes tengan problemas de abastecimiento. De hecho, ya hay agricultores que han decidido cambiar el maíz por el girasol, que requiere menos agua.

Unión de Campesinos de Segovia también ha pedido a Agroseguro que tenga en cuenta la situación de ‘sequía extrema’, insistiendo en que las tasaciones se hagan “de forma adecuada”, haciendo un seguimiento del estado de los cultivos.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, confió ayer en que la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) escuche las peticiones de los agricultores y autorice el adelanto de los riegos, para salvar la cosecha de cereal. Milagros hizo suyas las palabras de quienes ya califican la situación de ‘sequía histórica’, advirtiendo a continuación que “las medidas competen a la CHD”.

“Me consta que la CHD está realizando un control de todas las zonas”, apuntó Marcos, en declaraciones a Europa Press, insistiendo a continuación en pedir a los máximos responsables de dicho organismo que “escuchen a los agricultores, porque son los verdaderos profesionales y saben lo que se necesita”. En cualquier caso, la titular de Agricultura y Ganadería también ha aconsejado esperar a ver lo que ocurre hasta primeros de mayo, pues, como así ha recordado, en la anterior campaña las últimas lluvias del mes de abril permitieron salvar la cosecha.

“La situación de este año no es nada grata, pero poco podemos hacer desde la Administración”, prosiguió Marcos, que, sin embargo, considera positivo que numerosos agricultores hayan dado el pasado de constituirse en comunidades de regantes, como ha ocurrido en la provincia de Palencia, donde en menos de un año se han creado dos.