La estación de La Pinilla espera volver a abrir sus puertas mañana

La falta de nieve y las altas temperaturas mantienen cerrada esta instalación y la de Navacerrada desde hace once días

0

La estación de La Pinilla podría reabrir sus puertas este domingo, si las condiciones meteorológicas previstas permiten la producción de nieve. El gerente de La Pinilla, Ángel González, explicaba ayer que a partir de hoy se espera un descenso considerable de las temperaturas, que ayudará a la innivación artificial, y animará a los aficionados al esquí a terminar las fiestas navideñas en la nieve.

La temporada invernal se inició en el puente de la Constitución, lo que hacía presagiar una buena campaña en este mes de diciembre. Sin embargo, la subida de las temperaturas a mediados de mes y la falta de nieve, obligaron a cerrar La Pinilla hace once días. La misma situación se vive en la otra estación segoviana, Navacerrada, que también está cerrado desde el pasado 17 de diciembre. Su director técnico, José Luis González, señalaba ayer que la temporada empezó bien, pero al término de este mes, se puede decir que diciembre ha sido muy malo.

Las temperaturas casi primaverales que se han registrado en los últimos días, sin que el termómetro bajara de cero en las estaciones, ha imposibilitado el funcionamiento de los cañones de nieve artificial. La noche del jueves al viernes la temperatura no bajó de tres grados en el puerto de Navacerrada.

José Luis González espera que en los próximos días se produzca el esperado descenso de temperatura, que conlleve la ansiada nieve en la Sierra, para empezar de nuevo a producir y poner a punto las pistas para los miles de esquiadores que esperan acabar el año y empezar el nuevo en la estación.

Sin duda, el período del 1 al 6 de enero es una de las mejores épocas para las estaciones, así como para La Pinilla y Navacerrada. El gerente de la estación de Cerezo de Arriba cree que la semana que viene llegará la nieve y la estación pueda funcionar a pleno rendimiento. Por el momento, los numerosos visitantes que llegan a La Pinilla y Navacerrada se tienen que conformar con el uso turístico de las instalaciones, a la espera de que lleguen el frío y la nieve.