La consejera de Familia impulsa la autonomía de los discapacitados

Milagros Marcos visitó el centro ‘Mar de Pinares’, de Apadefim-Fundación Personas, y destacó la buena marcha de su funcionamiento y su importancia dentro del mundo rural.

1

El centro ‘Mar de Pinares’, de Apadefim-Fundación Personas, recibió a la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, quien visitó las instalaciones destinadas a las personas con discapacidad intelectual de Cuéllar y comarca.

Se trata de un centro de referencia que da servicio a un número muy elevado de personas en la actualidad, aportando asistencia al más alto nivel. Marcos señaló la importancia de la implantación del proyecto que “permite avanzar en la autonomía personal de estas personas y va más allá de lo meramente asistencial, dentro del medio rural”.

La consejera quiso recordar los datos que desvelan que existen 450 plazas para discapacitados intelectuales en los 10 centros repartidos por la provincia, que cuentan con un gran apoyo económico administrativo con más de 16 millones de euros al año; en la provincia existen 950 personas con discapacidad intelectual.

“La cobertura que se ofrece a este colectivo en Castilla y León triplica la nacional, pero lo importante es la adaptación de los programas a estas personas”, señaló Marcos. En todo momento insistió en la relevancia del acceso al empleo, la normalización y la mayor autonomía posible, hecho que se consigue gracias a centros multiservicios como el de Cuéllar.

La visita

La consejera visitó todas las áreas del centro, los talleres ocupacionales y salas diferenciadas del edificio; los propios residentes y miembros del centro fueron guiando la visita. Así, Marcos pudo conocer la renombrada artesanía ‘HandyCap’, y recibió un obsequio de manos de uno de los artesanos. Asimismo visitó los apartamentos-vivienda con los que cuenta el complejo. Patios, jardines, gimnasio, sala de nuevas tecnologías… todo se mostró dispuesto para el acto.

A este acudieron otras personalidades como los directores de otros centros de la Comunidad, el vicepresidente de la Diputación y el presidente de Fundación Personas, Manuel Fernández Alonso, quien señaló que lo ideal sería “que en todas partes existiera un centro como este, del que estamos muy orgullosos”.

Fernández animó a “seguir gestionando bien los recursos que la Administración y las familias ponen en nuestras manos”. Además hizo un llamamiento a la consejera y a los miembros de la Diputación para “seguir apostando por estos servicios en el medio rural”, donde se ven más limitados.

Todos los asistentes pudieron comprobar el alto nivel del centro, que cuenta con una perfecta organización y logra la autonomía y normalización de estas personas. Consejera y autoridades mostraron su satisfacción por el esfuerzo, trabajo y sacrificio que supuso en su día la creación de un centro tan necesario y requerido como el de Cuéllar.

El centro

El proyecto de este centro nació en el año 2000 con la intención de cubrir las necesidades de atención del colectivo de personas con discapacidad intelectual de Cuéllar y comarca, ya que hasta la fecha solo se contaba con el Centro Ocupacional.

Con la financiación de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta se logró que en 2009 se pusiera en marcha el centro de día ‘Mar de Pinares’, que no funcionó como residencia hasta 2011.

Actualmente el centro de día cuenta con 30 plazas autorizadas, de las que están cubiertas 21. Los apartamentos independientes, que tienen posibilidad de servicios comunes como cocina, limpieza y lavandería, poseen 13 plazas ocupadas, de las 22 existentes. En la residencia se trabajan diferentes programas para conseguir la máxima autonomía de las personas, desarrollando sus habilidades domésticas, salud y seguridad.

Fundación Peronas dispone en Cuéllar de un centro ocupacional para 45 personas con el objetivo de desarrollar la formación laboral de este colectivo.