La AMPA ‘La Atalaya’ pide un sistema de regulación de temperatura para el colegio

Los padres reclaman mecanismos individuales para cada aula

La Asociación de Madres y Padres (AMPA) del CEIP La Atalaya de Palazuelos de Eresma pide que se establezcan sistemas de regulación de temperatura en el colegio. Los padres explican que el centro escolar carece de esos sistemas en sus diferentes dependencias, “lo que impide un funcionamiento correcto de la calefacción, que no tiene más opciones que apagarse para todo el centro o estar encendida en su totalidad”. La AMPA, según ponen de manifiesto a través de las redes sociales, señala que de forma habitual el colegio se encuentra en situaciones en las que “en unas aulas hay que abrir las puertas y ventanas porque el calor es excesivo y, a la vez, en otras no se tiene una temperatura de mínima confortabilidad”. En su opinión, este problema repercute de forme negativa en el día a día del centro educativo, especialmente para los alumnos, pero también para los profesores y usuarios. En este sentido, consideran que sería conveniente instalar mecanismos de regulación de temperatura individualizados para cada aula o dependencia. Hay que tener en cuenta que el CEIP La Atalaya de Palazuelos de Eresma es el segundo colegio público de la provincia en número de alumnos, casi 600. De ellos, 400 cursan Primaria y el resto, Infantil. La mayoría son de los dos núcleos principales del municipio: Palazuelos de Eresma y Tabanera del Monte, pero también hay escolares de Parque Robledo y Carrascalejo, así como de Quitapesares y Peñas del Erizo.

Por otro lado, la AMPA también ha comunicado a ambas instituciones los problemas que están ocasionando los “abombamientos” en el piso de sintasol del pasillo situado en las aulas nuevas de Infantil, “resultando un peligro para la integridad física de todos los usuarios del centro educativo”. Los padres aseguran que el peligro no es teórico, “ya que hemos tenido un accidente de importancia al inicio del presente curso, del que ha sido víctima una profesora que tropezó y fue a chocar con un radiador, viéndose obligada a permanecer dos semanas de baja laboral”.

FuenteJ.H.  PALAZUELOS DE ERESMA
Compartir