La alcaldesa pide a la Junta que evite la supresión de la ESO rural

Vallelado - El delegado territorial, Javier López-Escobar, reiteró a Rebeca Cobos los argumentos que han llevado a la Consejería de Educación a decidir el traslado de los alumnos a Cuéllar.

2

Vallelado quiere que en su colegio público se mantengan los estudios de 1º y 2º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y así se lo hizo saber ayer al delegado territorial de la Junta, Francisco Javier López-Escobar, por boca de su alcaldesa, Rebeca Cobos (PP).

La regidora acudió a Segovia acompañada por dos representantes de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA), con la intención de que los tres pudieran entrevistarse con López-Escobar. Sin embargo, el delegado territorial no accedió a que los representantes de la AMPA participaran en la reunión, esgrimiendo que la entrevista había sido concertada únicamente con la alcaldesa.

Polémicas aparte, Cobo mantuvo en la entrevista una postura coincidente con la de la AMPA, tal y como había anunciado minutos antes a los medios de comunicación (“mi apoyo al AMPA es incondicional”, afirmó). Como se recordará, después de que la Consejería de Educación de la Junta decidiera suprimir 1º y 2º de la ESO de Vallelado, las madres y padres de los alumnos iniciaron el pasado mes una campaña de movilizaciones. Su objetivo no es otro que el de mantener en el pueblo esos estudios. Aunque saben que, con la legislación vigente, el colegio de Vallelado no cumple los requisitos para lograr esa meta (se requiere, entre otras cuestiones, una matrícula de 17 alumnos, y para el próximo curso está previsto que su número sea de 14 o, a lo sumo, 15), la AMPA recuerda que “en los últimos años ha habido menos inscritos y se ha mantenido la ESO”. Además, María Jesús Arranz, representante de la AMPA, insistió, a las puertas de la Delegación Territorial, que el nivel de la ESO de Vallelado es “bastante alto”. “Aunque en Vallelado nuestros hijos vayan a tener menos horas lectivas que en Cuéllar (donde se adscribirán los alumnos a partir del próximo curso), preferimos que se queden aquí; los padres estamos contentos con la situación actual”, agregó Arranz.

Tras la reunión, la Delegación Territorial emitió una nota de prensa en la que se informaba que López-Escobar había trasladado a la alcaldesa “la misma información que ya ha hecho pública la Consejería de Educación respecto a la ESO rural”, esto es, que la decisión adoptada responde a lo dispuesto en la Ley Orgánica de Educación (LOE). Desde la Junta se entiende que el traslado de 1º y 2º de la ESO a los institutos conllevaría numerosos beneficios para el alumnado. Entre ellos, se citan “la socialización e integración con alumnos de la misma edad, la posibilidad de contar con profesores especializados y la de acceder a una mayor oferta de materias optativas”. Como consecuencia del previsible traslado a Cuéllar de los alumnos, estos incrementarán sus horas lectivas, de las 25 actuales a 30.

Las posturas de la AMPA y de la Junta se mantienen, pues, sin cambios. Y los padres pretenden seguir haciendo concentraciones cada viernes, a las 20,00 horas, a las puertas del colegio.