emilio calvo web
Publicidad

Los cuellaranos conocieron en junio la noticia de que Emilio Calvo dejaría de ser párroco próximamente, noticia que recibieron con tristeza tras siete años de labor en Cuéllar. La provincia también conoció los nuevos cambios realizados por el obispado, y a pesar de la inconformidad de muchos vecinos, dichos cambios se están llevando a cabo ya en todas las localidades. Así, Fernando Mateo pasará mañana a ser el nuevo párroco de Cuéllar.

Para estas despedidas y recibimientos, la Parroquia ha preparado un programa de misas que comienza hoy. Para hoy martes, a las 20.00 horas en la iglesia de San Miguel, se ha preparado la misa de acción de gracias y despedida de Emilio Calvo. Se espera un templo abarrotado, porque además de la buena labor de Emilio, los cuellaranos tienen una relación afectiva muy estrecha con él, vecino además de la localidad de Zarzuela del Pinar. A la misma hora, el miércoles, tendrá lugar la misa de toma de posesión del nuevo párroco, Fenando Mateo. Llega desde Nueva Segovia, y los vecinos lo esperan con los brazos abiertos a pesar de la tristeza de dejar a Emilio. Comienza una neuva etapa en Cuéllar, pero antes quieren realizar las despedidas oportunas a Emilio Calvo, que tanto ha dado de sí en muchos ámbitos, como presidente también de la Asociación Cultural de Belenistas de Cuéllar, y tan involucarado en la fe de los jóvenes de la villa, realizando musicales y muy ligado a todas las actividades de la localidad.

Por ello, el jueves 13, a las 20.00 horas, se ha dispuesto un autobús para desplazarse a La Granja de San Ildefonso, para estar presentes en la toma de posesión de Emilio Calvo en la iglesia parroquial del Rosario. Las emociones van a estar a flor de piel en cada una de las misas, puesto que para los cuellaranos, Emilio Calvo ha sido párroco, vecino y amigo. Fernando Mateo llega a ocupar su puesto, pero un nuevo lugar entre los fieles de Cuéllar, que siempre van a recordar la gran labor del párroco durante estos siete años. Emilio deja paso a Fernando, y Cuéllar inicia otra etapa que esperan con dicha.