20-1-jornadadigitalizacion3
Un momento de la jornada celebrada en la sede del Ministerio. / el adelantado
Publicidad

La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal, Esperanza Orellana, ha subrayado la apuesta del Ministerio por la digitalización de la agroindustria y de medio rural ya que el sector agroalimentario es considerado como un importante receptor de las tecnologías digitales en los próximos años.

En este sentido ha destacado el papel de las aplicaciones y las tecnologías digitales a la hora de brindar soluciones innovadoras en aspectos como la demanda de productos, la variabilidad de los mercados, el precio de las materias primas o la necesidad de proteger el medio ambiente.

Orellana, que ha inaugurado la Jornada “Digitalización, bigdata y ciberseguridad en el sector de la agricultura de regadío” que, organizada por el Ministerio se ha celebrado en la sede del Departamento, ha afirmado que el despliegue de la agricultura digital será necesaria para trazar información referida a la sostenibilidad, la seguridad alimentaria y otras características remarcables de los productos. Además, la directora general ha apuntado la importancia de usar sistemas digitales interconectados entre los distintos eslabones de la cadena alimentaria, para gestionar la gran cantidad de información que se genere.

La digitalización de la información y el Big Data, ha apuntado Orellana,tienen unas posibilidades sin precedentes para facilitar información para la toma de decisiones, y para cerrar la brecha digital entre la sociedad urbana y la rural.

En esta línea ha señalado también la necesidad de construir la infraestructura digital apropiada para mantener y atraer a los jóvenes agricultores, intensificando la formación de nuevos profesionales, basados en perfiles tecnológicos y mixtos.

Para apoyar al sector y al medio rural en este desarrollo, la directora general ha destacado las medidas puestas en marcha por el Gobierno, como el Plan para impulsar la transformación digital en la economía española, recientemente aprobado en Consejo de Ministros, así como el Programa de extensión de banda ancha de nueva generación, dotado en 2017 con 100 millones de euros.

En el ámbito de la incorporación de nuevas tecnologías, la directora general ha puesto en valor la aparición de sensores como los de humedad en suelo que ponen en marcha una máquina de riego; la teledetección para usos diversos, con satélites de diferentes precisiones de imágenes o drones que permiten monitorizar dosis de riego, fertilización, plagas y malas hierbas.

También ha planteado las ventajas que brinda el Sistema de Información Geográfica al poder visualizar toda la información en mapas, o las nuevas máquinas inteligentes, capaces de producir cambios en la gestión de los cultivos. Y junto a todos estos sistemas, la ciberseguridad para proteger los procesos de información así como los sistemas e infraestructuras.

Toda esta información permite a los agricultores obtener mejores rendimientos optimizando el manejo de los cultivos y reduciendo el uso de insumos, lo que además contribuye a la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático en la agricultura, ha concluido la directora general, que ha apelado también a la colaboración público-privada para la creación y sostenibilidad de los productos.

Compartir