Representantes de algunos de los establecimientos, entre ellos los ganadores (en el centro) junto al alcalde. / Ayuntamiento
Publicidad

El Ayuntamiento del Real Sitio ha anunciado en la mañana del 12 de febrero las cifras del total de ventas del ‘VIII Concurso de Tapas del Judión’, y la propuesta que ha resultado ganadora. Este octavo año se ha prescindido de la figura del jurado profesional, que en el pasado también decidía su tapa vencedora, pasando a recaer la misión exclusivamente en el público.

El primer premio ha correspondido a la tapa ‘Judiones con pato confitado y setas’ de la Taberna del Pelón, que por segundo año consecutivo se alza con este reconocimiento. El plato consistía en la adaptación del guiso tradicional de judiones a dos ingredientes no tan usuales como son el pato y las setas silvestres, una propuesta que atrajo a numerosos comensales en los días del concurso.

La segunda opción más votada fue la tapa ‘Churros de judiones con tazita de su guisote’ del Restaurante La Golondrina, Leña y Sarmientos. Esta idea generó expectación entre vecinos y visitantes por su originalidad; una concepción del plato típico rompedora.

El concurso en cifras

Tras finalizar el recuento de votos realizado por representantes de los establecimientos participantes en la Sala de la Chimenea del Ayuntamiento, al que asistió el alcalde del Real Sitio, José Luis Vázquez, se hizo una valoración general de la actividad para que los presentes compartieran sus propuestas de mejora de cara a la próxima edición.

En palabras de la corporación municipal, “el buen tiempo que ha acompañado durante todo el fin de semana ha hecho que este octavo certamen haya sido un éxito en cuanto asistencia de público”, repartiéndose más de cuatro mil quinientas tapas del judión entre los once establecimientos participantes.

Un año más, el distintivo que acredita al ganador del concurso ha sido elaborado por el taller municipal de madera y vidrio de la Asociación de Discapacitados de San Ildefonso (ADISIL). Se trata de una placa de vidrio con la representación de una planta de judión, que el alcalde entregó a los afortunados.

Para finalizar, se procedió al sorteo de los premios cedidos por los colaboradores y patrocinadores -tales como el bono spa para dos personas en el Parador de Turismo de La Granja, comidas y cenas en bares y restaurantes participantes, y lotes de productos alimentarios y bebidas- entre los comensales que votaron su opción favorita, sin los que no sería posible la celebración del concurso.

Esta actividad resulta atractiva tanto para la corporación municipal como para los hosteleros, quienes no dudan en repetir.