Subestación eléctrica de Cuéllar
Actual ubicación de la subestación eléctrica, en la calle Atletismo./ Chantal Núñez
Publicidad

El Ayuntamiento anunció en el pasado pleno ordinario el acuerdo realizado entre Unión Fenosa y el Ayuntamiento de Cuéllar respecto a la subestación eléctrica. Según el alcalde de la villa, este convenio es “muy luchado” y el trabajo de más de cinco años. La subestación esta fuera de ordenación, en su día se sacó, lo que no permitía las posibles ampliaciones necesarias.

Cuéllar tiene una falta muy importante de suministro eléctrico en ciertas zonas, y gracias a que el urbanismo de la localidad no se ha desarrollado a la velocidad que se venía haciendo con anterioridad, sino, “hubiéramos tenido verdaderos problemas”, como explicó el regidor local. Se trata de una inversión “millonaria” que por fin se ha podido acordar con Unión Fenosa.

El traslado de la subestación se realizará a unas parecelas anexas al Punto Limpio, que el ayuntamiento está negociando con los propietarios y que serían las que se permutasen con la de la subestación. “Ellos deben regularizar ciertos aspectos jurídicos en cuanto a la titularidad de esa parcela, que después tienen que entregar al Ayuntamiento, limpia de todo lo existente: limpia de edificaciones, instalaciones y descontaminada”.

La parcela posee 1.060 metros cuadrados, que se ubica justo en frente del lugar en el que se localizará el Centro de Salud. Este traslado permitirá hacer ampliaciones de la subestación, muy necesarias para el desarrollo urbanístico; el alcalde las calificó de “imprescindibles”.

El concejal de Patrimonio, Luis Senovilla, puntualizó en estas informaciones que en 2015 ya existían planos para enterrar la subestación, así como la línea, con los estudios pertinentes que finalmente no fueron válidos. “estamos donde estamos, pero no es un trabajo que se improvise, hay que hacer modificaciones”, comentó. El alcalde cifró la operación en un desembolso de 4 millones de euros. Se pasará de 15 megavoltio-amperios a una ampliación de 45.

OPINIONES

Para los grupos de oposición, la noticia es motivo de enhorabuena. Izquierda Unida se pronunció a través de su representante Alberto Castaño, quien comentó que la subestación genera riesgos y molestias a los vecinos, y que este convenio es aceptable siempre que no suponga gastos al Ayuntamiento cuellarano. Los socialistas se interesaron por el plazo de ejecución y las parcelas exactas.

El alcalde detalló que se trata de dos parcelas de propiedad privada y que existen acuerdos definitivos y otros en fase de diálogo. En cuanto a los plazos, prefirió no comprometer fechas para que no exista posibilidad de reclamaciones. Tan solo expresó su deseo de que se trate de un plazo corto. Finalmente, los 9 votos positivos y las cuatro abstenciones socialistas permitieron dar luz verde al proyecto.