Presentación de la revista cultural San Benito de Gallegos, el número 11 de la publicación anual./c. núñez
Publicidad

La Asociación Cultural San Benito de Gallegos vuelve a demostrar su buena salud en torno a la comarca y las ansias por dar a conocer las iniciativas y actividades, el movimiento de la comarca de El Carracillo. Los antiguos lavaderos de Pinarejos fueron el lugar escogido para presentar el número 11 de la publicación anual que aglutina la cultural de la zona y sirve como herramienta de difusión cultural.

Jesús Muñoz, periodista y miembro de la organización, comenzó su intervención dando las gracias al Ayuntamiento de Pinarejos por ceder el espacio, recientemente rehabilitado y a falta de concluirse, para la presentación; tan importante es la publicación como la cesión de un espacio para presentarla.

A través de una publicación de unas 60 páginas, lo que se pretende es “ser una ventana abierta a cada uno de los pueblos a la comarca del Carracillo en general, explicó Muñoz. Se recogen actividades, testimonios y “hacemos posibles que esas noticias que a nivel regional pueden pasar más desapercibidas, para nosotros tengan esa importancia”, comentó. Se han editado unas 1.800 revistas que llegarán a toda la comarca, y su confección es posible gracias a que, de una u otra manera, más de 80 entidades colaboran en su financiación. A todas ellas se les agradeció la labor, que no es ni más ni menos que el “mejor ejemplo de responsabilidad social corporativa con todo el territorio y la acción sociocultural que realizamos”, indicó Muñoz. En la publicación se ve, a simple vista, la evolución de un trabajo arduo, pulcro y muy cuidado. Destacaron los miembros del consejo de redacción, presentes junto a Jesús Muñoz, esta evolución desde lo que parecía un “humilde folleto” hasta lo que ahora es una revista consistente, muy informativa. “Ahora ves esto y es un lujo, tan trabajada la impresión, fotografía y los artículos”, comentó Elvira Herrero, que destacó cómo es ver la publicación en vivo, palparla, su textura, y ver todo lo que contiene sobre la comarca.

Todos los artículos son de la zona “pero nos llegan a todos muy dentro, porque recogen las noticias de nuestros pueblos, actividades de la asociación, las posibles efemérides de cada pueblo, y los que escribimos somos de aquí”, comentó. “Esta revista, probablemente, será una de las más leídas, porque se hacen muchos números, pero cada persona que coge la revista lo va a leer todo porque pasan meses y todavía se reciben noticias sobre su edición”, añadió.

CONTENIDO La publicación de la revista cultural San Benito de Gallegos es desde la portada un arma de empoderamiento rural. Se ha elegido el mural de Daniel Aguado -Ruralgraff- como imagen destacada que mezcla el arte urbano moderno con lo rural; la carta de presentación no podía ser más representativa. En su interior se pueden encontrar las actividades más destacadas del año 2018, como el festival de El Carracillo ‘La Galera’, la exposición ‘Arena y Ámbar’, los exitosos campamentos de verano de los pueblos de El Carracillo, el asentado XIV Certamen Literario, la Feria del Libro, talleres, la Romería, el Foro Chico de La Adobera en su VI edición, y otras tantas iniciativas que mantienen muy viva la comarca. Los testimonios son de gran interés; el escritor segoviano Alberto Martín como tertuliano de la Feria del Libro de 2018 es uno de ellos, junto al de la presidenta de la comunidad de San Benito de Gallegos, María de la Cruz Sancho, que cuenta cómo fue la experiencia de las marchas solidarias organizadas.

Si algo caracteriza a la publicación es su carácter cercano y muy familiar. En ella se recogen testimonios de toda clase, y quedan representadas las actividades de todas las edades, desde campamentos infantiles hasta tradiciones como la devoción de ánimas de Gomezserracín, algo más orientado a la población adulta. La revista de la Asociación Cultural de San Benito de Gallegos pretende y logra dar a conocer la intensa vida rural existente en unos pueblos en los que, además de mucha producción hortofrutícola, hay cultura, material e inmaterial. Tal es esta pretensión que se recogen en sus páginas algunas palabras que se están olvidando; José Francisco Pinilla se encarga de explicarlas y devolverlas su uso, a la cultura popular.

Los 1.800 ejemplares de la revista ya están en comercios, establecimientos y lugares públicos de la comarca, al alcance de todos y cumpliendo su labor: empoderar la vida rural, compartirla y apostar por ella, por su presente y su futuro próximo.