Los espinariegos llenaron la Plaza de la Constitución para bailar La Respingona. / josé redondo
Los espinariegos llenaron la Plaza de la Constitución para bailar La Respingona. / josé redondo
Publicidad

Los espinariegos respondieron a la llamada del Grupo de Danzas de El Espinar, participando ayer en La Respingona más grande del mundo, su jota, a lo largo de un paseo bailado desde la Plaza de la Constitución, que puso los pelos de punta a más de uno. Y es que La Respingona es como un himno para los espinariegos, que ayer convirtieron en uno de los momentos más emocionantes de las fiestas del Cristo del Caloco.
Por la mañana, se celebró otro de los actos más tradicionales de estos festejos, el refresco y reparto del bollo del Cristo, después de la misa solemne cantada por el coro parroquial y la procesión.
Las fiestas continúan hoy, en el Día de los Mayores. Después de la misa por los hermanos difuntos de la Cofradía y la procesión de ánimas, la Plaza de la Corredera acogerá el concurso de tapas, con premios al mejor sabor y a la mejor presentación. Ya por la tarde será la competición de fútbol por equipos, a la que seguirá en el centro de jubilados el acto homenaje a los mayores, con un refresco y baile. Después habrá un concurso de disfraces infantiles, una cata de vino, torneo de futbolín humano, encierro ecológico, cerrando la jornada la verbena de la orquesta La Huella y el gran castillo de fuegos artificiales a partir de la medianoche.

Compartir