La Real Muestra de Teatro Especial celebró su jornada grande

Cinco grupos se subieron a la tablas para demostar un día más sus dotes escénicas

131
Momento de una de las actuaciones que tuvieron lugar en el día de ayer./ diego gómez
Publicidad

En la tercera jornada de la 37ª Real Muestra de Teatro Especial del Taller Cultural de Fuentepelayo concurrieron cinco grupos de otras tantas provincias.
En la sesión matinal abrió el telón el Grupo Cascantes de Santander. Esta formación artística pertenece a la Obra Social San Martín de la capital cántabra. Su obra: ‘Colores bajo la lluvia’ fue un homenaje a las emociones a través del tratamiento de la luz, el color y los sonidos. Una obra, corta de duración, pero intensa en vistosidad. Gran trabajo el desarrollado por Lara y su equipo técnico. Final explosivo lleno de efectividad e impacto visual.

Seguidamente subieron al escenario los componentes del grupo La Casa Grande de Martiherrero de Ávila. Los de la capital de las murallas centraron su temática en la santa patrona de la ciudad con su obra: ‘Andanzas de Santa Teresa’. Un montaje sobre aspectos de la vida de la mística y escritora fundadora de la Orden de las Carmelitas Descalzas. Excelente recreación de Santa Teresa gracias a un cuidado y esmerado trabajo con marionetas.

En las actuaciones vespertinas tomaron su protagonismo grupos de Segovia, Cuéllar y Villacarrillo (Jaén). El Grupo Nuevos Horizontes de la Fundación Personas de Cuéllar escenificó una comedia titulada: ‘Romeo, Romeo… ¡Cómo cambian los tiempos!’. Esta formación evidenció un dominio de las tablas y de la escena con un grupo de actores y actrices muy experimentado en el cual destaca el grupo sobre cada una de las individualidades del reparto.

Andalucía estuvo representada en esta edición teatral por el Grupo La Algarabía de la localidad jienense de Villacarrillo. Dirigidos un año más por Joaquín de la Hoz, esta agrupación teatral ofreció al respetable la obra: ‘Urgencia’. Es una comedia actual con un tratamiento genuino de la idiosincrasia de cualquier consultorio médico. Catalogar esta obra como extraordinaria no sería justo ya que habría que buscar un adjetivo superlativo.

Le correspondió cerrar el telón de esta maratoniana jornada al Grupo Nueva Segovia de la capital de la provincia. Por enésima vez esta agrupación dejó bien patente las razones de su enorme credibilidad en los círculos artísticos de la ciudad gracias al buen hacer de unos grandes actores y actrices (aunque sean escolares de edades bien tempranas) y sobre todo gracias a la dirección de Antonio Sastre Rubio (padre de la afamada escritora Elvira Sastre) y de su ayudante José Martín Arahuetes. El título; ‘El monumento’ es una gran obra escrita en su totalidad por Antonio. Está en la línea literaria de obras anteriores también escritas por este profesor polifacético, con un lenguaje de sátira amable hacia la clase política. Una reconstrucción del acueducto segoviano puso el broche a una obra de un nivel artístico de auténtico lujo. En resumen, una jornada digna de ser considerada como histórica.

Hoy cierra la 37 edición de la Real Muestra de Teatro Especial, por lo tanto quedan escasas horas para que las gentes de Fuentepelayo, y quienes se acerquen a esta villa puedan disfrutar por última vez hasta el año que viene de teatro de primera calidad y actores especiales, no por sus capacidades, sino por su don de interpretación.