Uno de los parajes naturales del Parque de la Sierra de Guadarrama. / kamarero
Uno de los parajes naturales del Parque de la Sierra de Guadarrama. / kamarero
Publicidad

Un total de 22 municipios segovianos de las zonas de influencia socioeconómica (ZIS) del Parque Natural Sierra Norte de Guadarrama y del Parque Natural Hoces de Riaza recibirán 221.211,03 euros en ayudas para actuaciones de mejora de su patrimonio, como compensación por las restricciones que se les impone en materia urbanística al ubicarse en el entorno de un espacio protegido. El último Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León aprobó la concesión directa de diversas subvenciones a 120 entidades locales que forman parte de las ZIS de 16 espacios naturales, en todas las provincias de la Comunidad. Las actuaciones subvencionadas son, en su mayoría, de mejora del medio natural y del entorno rural, rehabilitación y conservación del patrimonio arquitectónico, cultural y artístico y para fomentar el turismo sostenible. Las ayudas se consignarán con cargo a las anualidades de 2018 y 2019.
En el Parque de la Sierra Norte de Guadarrama, son 19 los ayuntamientos subvencionados con 169.995,58 euros, de los cuales, El Espinar recibirá el importe más alto, 23.793,83 euros, que destinará al suministro de sistemas modulares cobertores para las áreas de reciclado. Navas de Riofrío gestionará el montante económico más bajo, 5.104,71 euros, que invertirá en la renovación del alumbrado de la calle Segovia. Por otro lado, las tres localidades que se beneficiarán de estas ayudas asumirán 51.215,45 euros, siendo Maderuelo el que más reciba, una cantidad superior a los 21.000 euros, que destinará al Aula de la Naturaleza, para la modificación del proyecto básico y ampliación del almacén.
La Consejería de Fomento y Medio Ambiente recuperó el año pasado el programa de ayudas ZIS para los municipios de la red de espacios naturales, con una previsión de tres millones de euros para los años 2017,2018 y 2019. Las ayudas son bienales, por lo que las primeras se han ejecutado en los años 2017-2018, por importe de 1,5 millones, y las segundas en 2018-2019, aprobadas la semana pasada, por la otra mitad restante. Cada año irán concediéndose nuevas subvenciones, de manera que las ayudas se mantienen anualmente en todos los espacios.
Las ayudas se dedican principalmente a la mejora de infraestructuras, servicios y equipamientos o a la realización de obras de adecuación en entorno rurales de estas zonas. Las obras y actuaciones subvencionables deberán servir de modelo y orientación para otras que se realicen en el área, para lo cual se adecuarán a la tipología constructiva y al empleo de materiales típicos de la zona, procurando, en todo caso, la mejora del paisaje natural y urbano orientado a mejorar servicios.
En esta ocasión, la tipología de las actuaciones subvencionables se centra en la planificación territorial y ambiental, mejora del medio natural, mejor y adecuación del entorno rural, rehabilitación y conservación del patrimonio arquitectónico, cultural y artístico, potenciar el turismo sostenible, mejora de la calidad ambiental y mejora del entorno urbano.
Las actuaciones incluyen desde la construcción de un aparcamiento, reparación de pasos canadienses, mejora del firme, asfaltado de calles y plazas, adecuación de un puente, acerado y soterramiento de redes municipales, obras de saneamiento, etc., hasta señalizaciones turísticas, aulas en la naturaleza, juegos infantiles, alumbrado público y similares.
Los alcaldes de los municipios beneficiados con estas ayudas valoran estas subvenciones, que compensan en cierta manera las limitaciones a las que se tienen que someter por ubicarse en el entorno de un Parque Natural, y en el caso de algunas localidades, también Parque Nacional, por lo que les llegan otras subvenciones. La mayoría consideran que se podrían mejorar los criterios de reparto y aumentar el dinero.