Pronto se llenarán de esquiadores las pistas de La Pinilla, como en esta imagen del año pasado. / el adelantado
Pronto se llenarán de esquiadores las pistas de La Pinilla, como en esta imagen del año pasado. / el adelantado
Publicidad

La estación de esquí de La Pinilla ya está preparada para afrontar una nueva temporada de nieve, en una campaña en la que celebra el cincuentenario de su apertura. A diferencia del año pasado, en que abrió sus puertas este puente festivo de la Constitución y la Inmaculada, en la estación segoviana de Cerezo de Arriba son optimistas y confían en ofrecer sus pistas a los amantes del esquí lo antes posible. Aunque no quiere concretar fecha de apertura de la estación, el director de La Pinilla, Ángel González, es optimista, y destaca que a mitad de la semana que viene está previsto un cambio de tendencia en el tiempo, y puede caer nieve.

Mientras, la estación más alpina del Sistema Central, tiene todo a punto para iniciar la temporada, con una serie de inversiones realizadas en los equipos técnicos y mecánicos de la instalación, así como de servicios, que superan los 500.000 euros. Uno de los principales retos que se ha conseguido es el duplicado de la capacidad de alquiler de La Pinilla. En este sentido, Ángel González explica que no quiere que posibles clientes se queden sin esquiar por falta de equipos, reconociendo que en temporadas pasadas se han agotado todos los equipos de alquiler, incluso los de las cuatro tiendas que se registran en la estación, además de la propia del complejo. “Queremos también evitar que se produzcan colas para acceder a las pistas; por ello hemos establecido un sistema logístico de alquiler, para que los esquiadores puedan esperar sentados y calientes su turno”, apunta.

También se sigue trabajando en la mejora del telesilla superexpréss de la estación, con el cambio de piezas. “Este año nos hemos centrado en la línea de seguridad y en el cambio de los armarios eléctricos, parte del alma del telesilla. El año pasado renovamos el motor y el reductor, el cuerpo, y éste nos hemos dedicado al alma”, señala Ángel González. Con estos cambios, La Pinilla incrementa su seguridad y la capacidad de respuesta.

Asimismo, el complejo de esquí ha renovado el telesilla Testero (cuatriplazas), pasando, como manifiesta el director, “del preanalógico al digital, del siglo XXI”.

En cuanto a la superficie esquiable de La Pinilla, se han remodelado las pistas, y parte del equipo de nieve artificial. Hay que recordar que la estación segoviana tiene uno de los mejores sistemas de innivación producida que le permite mantener las pistas de nieve en las mejores condiciones.

Para completar las mejoras que se han llevado a cabo este año en la estación, también se ha renovado material de las pistas y la estética de los edificios que integran el complejo de esquí.

Y dentro de la temporada en la que celebra sus 50 años, después de que la estación se abriera el 4 de junio de 1968, los responsables están organizando algunas actividades, como una prueba de Slalom Gigante Sub-16 Infantil, de la Real Federación de Deportes de Invierno, que tendrá lugar en marzo del próximo año. Y es posible que al año siguiente, La Pinilla pueda optar a alguna prueba del campeonato de España, cuando cuente con una pista de ‘supergigante’.

Ángel González anunció también que se está preparando una exposición en Segovia sobre los 50 años de la estación segoviana.

Y, el director de La Pinilla subraya también que desde que llegó a la estación, uno de sus objetivos era desestacionalizar la instalación, con actividades de invierno, pero también a lo largo del año, y Ángel González muestra su satisfacción, porque La Pinilla se ha convertido en el “mejor bike-park de España”, con miles de aficionados y visitantes durante la época estival.

Ahora todo está preparado para la presente temporada invernal, después de una campaña 2017-18 muy buena. Las precipitaciones de nieve se están haciendo esperar, porque según indica González, 2018 ha sido un año en el que no ha hecho frío, y en el que se ha registrado mucha humedad y viento sur, lo que afecta a las condiciones de la estación, pero de cara a los próximos meses, con ilusiones renovadas y con los trabajos hechos, La Pinilla está preparada para recibir a los miles de aficionados al esquí que ya sueñan con la nieve.