Los cañones de nieve han estado funcionando durante varios días consecutivos. / el adelantado
Los cañones de nieve han estado funcionando durante varios días consecutivos. / el adelantado
Publicidad

La estación de esquí de La Pinilla inicia mañana la temporada 2018-19 con la apertura de sus instalaciones a los esquiadores, que aún no ha tenido ocasión este invierno de deslizarse por la nieve. La Pinilla comienza la campaña, a falta de precipitaciones, gracias al sistema de cañones de innivación que ha mantenido en marcha en los últimos días.

Está previsto inaugurar la campaña con una superficie esquiable de 2,5 kilómetros, correspondientes a las pistas de Gran Plató y Retorno. Los equipos de La Pinilla han trabajado hasta hoy en el pisado de la superficie, para ofrecer una nieve de calidad, de la que se podrá disfrutar desde hoy. Los espesores de la nieve oscilan entre los 10 y 40 centímetros.

La Pinilla ofrece un precio único en promoción del forfait, de 15 euros, y del forfait con alquiler, de 20 euros.

La nieve se resiste a llegar esta temporada y ha comenzado el nuevo año sin que la mayoría de las estaciones de esquí españolas, entre ellas las segoviana de La Pinilla, hayan podido iniciar la campaña, y sin que hayan podido abrir ningún día, hasta mañana, a pesar de que el invierno empezó el 21 de diciembre. Aunque las condiciones meteorológicas no son las más adecuadas, de momento, desde La Pinilla informaban la semana pasada que la estación ya había realizado la prueba final y general del sistema de innivación (cañones de nieve artificial) y el resultado era positivo. En este sentido, anunciaban en las redes sociales la puesta en marcha del sistema de innivación, que han mantenido en funcionamiento varias jornadas.

Los aficionados al esquí tienen ganas de deslizarse por las pistas de esta estación, la más alpina del Sistema Central, que registró una muy buena temporada el año pasado. Las instalaciones están preparadas, a la espera de que caiga la nieve.

Esta campaña la estación de Cerezo de Arriba celebra el cincuentenario de su apertura. En meses pasados se han llevado a cabo una serie de inversiones en los equipos técnicos y mecánicos de la instalación, así como de servicios, que superan los 500.000 euros. Uno de los principales retos que se ha conseguido es el duplicado de la capacidad de alquiler de La Pinilla. En este sentido, el director de la estación, Ángel González, explicaba hace unas semanas que no quiere que posibles clientes se queden sin esquiar por falta de equipos. También se sigue trabajando en la mejora del telesilla superexpréss , con el cambio de pieza. Este año se han centrado en la línea de seguridad y en el cambio de los armarios eléctricos, parte del alma del telesilla.

Con estos cambios, se incrementa la seguridad y la capacidad de respuesta. Y también se ha renovado el telesilla Testero (cuatriplazas), pasando, como manifestaba el director de la estación, “del preanalógico al digital, del siglo XXI”.