La Oración del Huerto
Preparativos del montaje del paso La Oración del Huerto, esta semana.. / c. núñez
Publicidad

La Semana Santa es inminente y son muchos los preparativos de cada una de las cofradías cuellaranas. Pero la realidad deja casos en los que todo queda a merced de la colaboración, puesto que algunas cofradías cuentan con más de un centenar de miembros, y otras se han visto abocadas a su desaparición por falta de relevo. Es el caso de la Oración del Huerto, un paso del que la Junta de Cofradías asume la gesitón desde hace unos años.

Tras la restauración de sus imágenes, el año pasado, son muchos los cuellaranos de otras cofradías que se implican en el montaje de la imagen en su carroza y en que esta pueda salir en la procesión de Jueves Santo. Esta semana, cofrades de María Dolorosa se reunieron en varias ocasiones para el laborioso montaje de este paso. Las faldillas han sido totalmente restauradas de manera altruista; ahora lucen una nueva imagen con adornos de hilo dorado, brocados también dorados sobre pana verde y tela adamascada. Tras colocar las imágenes, la luz, los adornos florales y demás elementos que se costean en conjunto, queda la segunda parte del proceso: quién la transportará en la procesión. La colaboración es fundamental y por eso son miembros de todas las cofradías los que arriman el hombro para empujarla. No hacen falta costaleros pero sí personas que empujen, y serán del resto de cofradías las que se encarguen de abrir la procesión que recorrerá el norte de la localidad el jueves 18 de abril.

Esta es la manera de proceder ante la falta de cofrades en algunas agrupaciones que, con el tiempo, están luchando por mantenerse. Esta implicación es crucial para que la Semana Santa siga en auge en la villa, en la misma tónica que estos años anteriores.