Pleno Cuéllar
Equipo de Gobierno y oposición en pasados plenos del Ayuntamiento de Cuéllar./c. núñez
Publicidad

Ayer se aprobaron las modificaciones presupuestarias tras la Comisión de Hacienda y Personal celebrada la semana pasada. Dos de los puntos clave fueron las nuevas partidas pendientes de dicha aprobación en pleno para diferentes inversiones, como jardinería, equipos informáticos y gastos jurídicos. De estas partidas, Izquierda Unida solicitó más información, de las que se detalló que 15.000 euros más irán destinados al talud de correos y el parque frente a la Plaza de Toros cuyos trabajos está realizando el taller del Programa Mixto de Jardinería; la sustitución de equipos informáticos e impresoras del Ayuntamiento se lleva otra parte de las modificaciones para inversiones y, por último, el los gastos jurídicos son resultados de las representaciones en diversos procesos judiciales que se alargan desde hace cuatro años, como explicó el alcalde. Para estas nuevas inversiones se realizó una votación en la que toda la oposición se abstuvo.

Seguidamente, se presentaron el resto de modificaciones que comprenden todo tipo de actuaciones, desde asfaltado de calles, tarima para la Escuela de Música, calefacción, cubierta y actuación en el edificio consistorial y otras obras ya anunciadas por el regidor local. Fue este el punto de mayor discrepancia entre el equipo de Gobierno y la oposición. Izquierda Unida aseguró que este “parece el primer acto de campaña electoral del PP en Cuéllar”. Reiteró que todas estas inversiones “llevan haciendo falta desde hace 12 años”, y no comprenden que en el informe de Intervención se alegue que su demora “pueda ocasionar perjuicio a los vecinos”. A su modo de ver, estas prisas se traducen en oportunismo, a dos meses de las elecciones, y aunque todas ellas sean obras necesarias, parecen medidas “electoralistas”.

El alcalde de la villa, Jesús García Pastor, explicó al concejal de IU Alberto Castaño que todas las actuaciones se están presentando ahora dada la cantidad de superávit -más de 900.000 euros-, cuando en ocasiones anteriores se tuvo que derivar al arreglo de calles para Las Edades del Hombre. Además, añadió que primero hay que preverlas, y no se sabe si se llegarán a ejecutar. Izquierda Unida aseguró que “los vecinos tienen ojos y cerebro para ver y pensar, deducir”, y confirmó que , a su juicio, la idea es “dejar todo atado para que el siguiente en gobernar no pueda mover ni un solo euro”.

Carlos Fraile, portavoz del PSOE local, mostró la postura de su grupo municipal. Se refirió a años anteriores recordando cuánto se ha hablado del condicionante de la regla del gasto a la hora de las inversiones, “y este año se tira la casa por la ventana y comprometen la estabilidad presupuestaria por una mera cuestión electoral”; “los vecinos necesitan inversiones durante cuatro años, no en los últimos meses”, señaló. Se refirió concretamente a la inversión de la impermeabilización de la piscina, de más de 90.000 euros, y recordó que en verano se dijo a los vecinos que la piscina estaba en condiciones, y se acometieron algunas actuaciones. “Hay que decir las cosas claras desde el primer momento”, comentó. Las pistas de atletismo también se pusieron sobre la mesa, así como las calles, la biblioteca y otras inversiones.

El alcalde aseguró que todas se están previendo y buscando el momento oportuno, la permisividad del presupuesto y ejecutando en el tiempo según las posibilidades, independientemente de las elecciones.

LAS OBRAS DE LA ESCUELA DE MÚSICA

Una de las más criticadas ha sido la actuación de la Escuela de Música, que recientemente ha sido objeto de obras en su cubierta y todavía se ultiman las de interior: insonorización de dos aulas y colocación de tarima en la de ensayos conjuntos. El PSOE asegura que estas obras llevan siendo necesarias desde hace años, que a falta de no contar con un edificio nuevo, hay que acometerlas, pero les sigue pareciendo desacertado este momento. “No se va a contentar a los alumnos así, hay que hacerlo día a día”, explicó, recordando también ciertos problemas ocasionados con la reubicación de clases en otros espacios municipales en los que se ha coincidido con otros colectivos. “Debe haber una atención diaria y de manera paulatina”, comentó Fraile.

Sonia Martín, concejal de Cultura, habló sobre estas obras y defendió que llevan previstas desde hace dos años, algo que el alcalde dijo en ocasiones anteriores. Sobre la coincidencia de colectivos, reconoció el error y solvencia, así como defendió otras actuaciones como la de accesibilidad de la Biblioteca Municipal, que va a quedar comprometida porque, según sus palabras, “no me voy a ir sin hacer lo que dije”. En este edificio han concluido ya las obras de bajada de techos y sustitución de iluminación.