Publicidad

Lo han hecho de manera diferenciada pero el tema ha sido el mismo; los dos grupos municipales de oposición del equipo de Gobierno de Cuéllar, PSOE e IU, han emitido sendos comunicados para denunciar la “desastrosa” gestión de las 24 viviendas de Niñas Huérfanas. Así lo califica Izquierda Unida en su nota de prensa, donde recuerdan que las viviendas fueron recibidas por el Ayuntamiento en mayo de 2011, víspera de elecciones municipales, y fue el PP “quien repartió un panfleto en el que se decía que con su venta, el ayuntamiento iba a ingresar un dinero y sería uno de los más saneados de España”. Defienden que el tiempo “ha demostrado una vez más la tomadura de pelo a las personas de este municipio”. Su indignación se agrava con las “curiosas respuestas” recibidas por el alcalde cuando se ha planteado el tema, en las que se hablaba de “esperar a que el mercado demande vivienda”.

Confirman que la conclusión de esperar porque los promotores inmobiliarios tampoco están vendiendo sus activos construidos, cuando estas viviendas fueron creadas con una función social muy clara, es que al Ayuntamiento “las personas le interesan poco o nada”. La consecuencia directa de que no estén adjudicadas es su deterioro, además de que están generando gastos en vez de ingresos. El pasado jueves, una de las viviendas fue ocupada de forma ilegal y desalojada a las pocas horas, para tapiar los accesos después. Desde Izquierda Unida piden explicaciones de la “misma situación de una vivienda en la Plaza Mayor” y propiedad del Ayuntamiento; “quizás no se hace por la relación que tiene la persona que la ocupa con el concejal de urbanismo”, concluyen.

NUEVAS PERO MUY VIEJAS El PSOE, por su parte, lamenta la “incapacidad” del equipo de Gobierno de gestionar esta situación, “evidenciada recientemente con el tapiado de ladrillo de los portales para evitar su ocupación”. Los socialistas lamentan que estas 24 viviendas se hayan hecho viejas antes de usarse, ya que la urbanización cuenta con numerosos y visibles desperfectos en su cubierta. Consideran que es inconcebible que el equipo de Gobierno no haya aún arreglado estos desperfectos, más si cabe cuando tiene el aval retenido de la constructora que sufragaría la mayor parte. Creen que se trata de voluntad política, de “desidia” y de “demagogia” al respecto.

Desde el PSOE señalan que estas viviendas habitadas supondrían un verdadero impulso para la zona. “Además de ser viviendas de protección oficial, darían posibilidad de acceder a ellas a jóvenes que quieran emanciparse y adquirir una vivienda”. Por ellos, recalcan la “venta de humo” del alcalde cuando en 2009 prometían adjudicar las viviendas con brevedad. Para el grupo municipal del PSOE, la excusa del alcalde sobre la crisis inmobiliaria resulta “vergonzante”. Reitera que una vez más, “el PP de Cuéllar ni está, ni se le espera”.