El grupo Asadema de Aranda de Duero representó ‘El maestro Don Silvestre’. / el adelantado
El grupo Asadema de Aranda de Duero representó ‘El maestro Don Silvestre’. / el adelantado
Publicidad

Comenzó la 36ª Real Muestra de Teatro Especial del Taller Cultural de Fuentepelayo con la acostumbrada brillantez, con tres brillantes obras teatrales. El primer grupo en subirse al escenario fue Colorines. Este colectivo pertenece a los Hermanos franciscanos de la Cruz Blanca de Segovia. La obra, ‘La consulta del Doctor Sotomayor’, fue una bocanada de alegría para los espectadores que llenaban el patio de butacas del auditorio municipal. Por la aludida consulta desfiló un variopinto grupo de personas con problemas indescriptibles que se resolvían con la utilización de terapias aún más increíbles. Una comedia que sirvió para ganarse las simpatías y el respeto de los espectadores. Con un sencillo montaje este grupo especial sacó el máximo rendimiento a su trabajo.
Seguidamente le correspondió el turno al grupo Asadema, de Aranda de Duero. Este colectivo burgalés trasladó a los espectadores a un aula de la escuela de mediados del siglo pasado con su obra ‘El maestro Don Silvestre’. Un elenco formado por una decena de actores adultos con capacidades diferentes. Cada uno de sus miembros sacó a relucir lo mejor de sí mismo en un ejemplo de trabajo cooperativo. El grupo Asadema exhibió un gracejo y una profesionalidad dignos de las mejores compañías. Sus directores artísticos Felipe y María han logrado una composición escénica de altos vuelos.
El colofón a esta primera jornada corrió a cargo del Grupo: Aneja Fray Juan de la Cruz, de Segovia. Esta agrupación artística está compuesta por actores de los primeros niveles educativos de educación Primaria. El estilo exhibido fue bien distinto a las dos primeras obras. Basada en la utilización de marionetas de varilla, con la obra ‘El amuleto mágico’, esta compañía quiso hacer un homenaje póstumo a Julio Michel. Una obra cargada de color y plasticidad con un adecuado complemento musical.
Los escolares de esta compañía demostraron una destreza digna de mención en el manejo de las marionetas (confeccionadas por ellos mismos).
Un gran epílogo para un día cargado de emotividad y con un nivel artístico muy elevado. Una vez más las personas con capacidades diferentes demostraron sus deseos de normalización e integración en la vida ordinaria a través de la práctica teatral.
En el acto de inauguración se encontraban representantes de las entidades patrocinadoras de este evento integrador. Así, asistieron patronos de la Fundación Caja Cega, miembros de la Diputación Provincial de Segovia, el director general de Ambient Air Bergamota, consejeros de Cajaviva y autoridades municipales del Ayuntamiento de Fuentepelayo.