Los niños que tomaron la Primera Comunión este año, posando con los Alabarderos frente a los Jardines.
Los niños que tomaron la Primera Comunión este año, posando con los Alabarderos frente a los Jardines. / LORENA SANZ
Publicidad

Los 140 niños de los municipios de La Granja y Valsaín que tomaron, en mayo de este año, la Primera Comunión en el Real Sitio de San Ildefonso, vivieron ayer un día muy emocionante tanto para ellos como para sus padres ya que celebraban la Octava del Corpus Christi.

La lluvia caída a primera hora de la tarde impidió que los niños procesionaran por los Jardines del Palacio Real de La Granja, pero sí que lo pudieron hacer por los alrededores de la Colegiata. El paseo lo encabezó la Cruz de Guía (realizada en plata y bañada en oro de 18 kilates) que portaban los jardineros del Palacio Real. Tras ellos, los niños y niñas vestidos de Primera Comunión, que dejaban paso a los Reales Guardias Alabarderos que custodiaban el Corpus Christi que, a su vez, portaban las máximas autoridades religiosas de ambos municipios.

Fueron cientos los padres, familiares y amigos que se agolparon en los alrededores del templo para poder ver a sus hijos ante el Cuerpo de Cristo.

Ya en su interior, los niños (con una amplia mayoría de féminas) aguardaron en la bancada la entrada del Corpus Christi y escucharon las palabras que les dirigió el abad-párroco Slawek Slawomir.

Tras el acto religioso fueron los Reales Guardias Alabarderos quienes se convirtieron en protagonistas ya que todos los comulgantes quisieron fotografiarse con ellos. Y lo hicieron frente a los Jardines Reales, ya que la lluvia había cesado.

Lo que sí que tuvo que suspenderse por la lluvia fue el concierto de la Unidad de Música de la Guardia Real que estaba previsto.

FuenteLorena Sanz
Compartir