Un grupo de moteros abandonaban ayer al mediodía el campamento de la concentración, tras la entrega de premios y la promesa de verse el año que viene. / F.D.
Un grupo de moteros abandonaban ayer al mediodía el campamento de la concentración, tras la entrega de premios y la promesa de verse el año que viene. / F.D.
Publicidad

La familia motera de ‘La Leyenda Continúa’ se ha despedido hoy de Cantalejo, después de un fin de semana de hermandad y convivencia entre miles de moteros que un año más acudieron a la cita en la ciudad motera, a pesar del sobreesfuerzo que ha supuesto para muchos el viaje bajo la lluvia o la nieve desde sus lugares de origen hasta Cantalejo, y el frío intenso y la nieve que les han acompañado el fin de semana. Por algo son “pingüinos”, como ellos mismos se llaman, “sino seríamos delfines”. En torno al fuego, y en un ambiente de camaradería entre colegas y amantes de las dos motos, la tercera edición de ‘La Leyenda Continúa’ en Cantalejo ha sido de nuevo un éxito de organización y participación.

Al mediodía, después de la entrega de premios y el último paseo por Cantalejo, el rugido de los motores abandonaba la localidad briquera, hacia diferentes destinos, algunos de hasta más de mil kilómetros, hasta Italia o Francia.

Una de las personas que se mostraba más satisfecha con el desarrollo de la concentración era el presidente del Club La Leyenda Continúa, Mariano Parellada, que hacía balance positivo del fin de semana motero, en cuanto a la organización y las actividades realizadas. Únicamente tuvo que suspenderse el sábado la exhibición del stunt Emilio Zamora, debido al mal tiempo, pero el resto de actos previstos se han llevado a cabo con una gran participación.

Mariano Parellada reconoció que las condiciones meteorológicas han sido un hándicap, ya que algunos moteros que habían anunciado su llegada a Cantalejo, finalmente decidieron quedarse en sus casas, por el riesgo en la carretera. Otros de los moteros, los que se desplazaron desde puntos más lejanos, también abandonaron la concentración antes de la clausura para conducir con más tranquilidad. “A pesar de todo, estamos muy contentos con el desarrollo de la concentración y por lo que nos han dicho los moteros ellos también. Algunos han repetido y los que han venido por primera vez les ha gustado mucho el campamento y Cantalejo, y ya están pensando en el año que viene”, explicó.

El presidente agradece la “calidad” de los moteros que han venido a Cantalejo, “donde han encontrado lo que esperaban, y han manifestado su deseo de regresar”.

Y a partir de hoy la organización ya empieza a pensar en la próxima edición de ‘La Leyenda Continúa’, un proyecto de futuro que ha encontrado su sede estable en la localidad segoviana de Cantalejo.

ADMIRACIÓN

Cara de satisfacción era tambiéN la del alcalde de Cantalejo, Máximo San Macario. “Contentos y agradecidos, así es como nos encontramos hoy los cantalejanos, por el esfuerzo de esta gente en la organización de un evento de estas dimensiones en Cantalejo, y por el esfuerzo que también han tenido que hacer los moteros para trasladarse hasta nuestra ciudad en unas condiciones meteorológicas que no eran las más adecuadas. Creo que es de admiración”.

Máximo San Macario destacaba el ambiente generado en la zona de acampada, donde los moteros intercambian experiencias y aventuras. “Es muy bonito y agradable. A mí me gusta especialmente, porque se lo pasan muy bien, todo el mundo es bien acogido, es el corazón de la concentración”. Y el alcalde añadía que si no hubiera nevado, “hubiese venido mucha más gente, aunque seguimos estando muy contentos”. El alcalde de Cantalejo, que recibió un premio de ‘La Leyenda Continúa’, por su colaboración y apoyo, agradeció en su intervención que eligieran su localidad para la celebración de un evento que da un fuerte impulso a toda la comarca.

Suelta de farolillos en memoria de Ángel Nieto, en la concentración motera La Leyenda Continúa, en Cantalejo

Suelta de farolillos en memoria de Ángel Nieto, en la concentración motera La Leyenda Continúa, en Cantalejo

Publicado por El Adelantado de Segovia en Lunes, 15 de enero de 2018

Compartir