Los establecimientos de Cantalejo esperan ya la próxima edición de 2020. / f.d.
Los establecimientos de Cantalejo esperan ya la próxima edición de 2020. / f.d.
Publicidad

La Leyenda Continúa 2019 ha cerrado sus puertas con el mejor resultado en cuanto a afluencia de moteros de su historia en Cantalejo. Un total de 8.327 motoristas se inscribieron finalmente en la concentración, superando las expectativas de la organización. Sin embargo, Mariano Parellada, uno de los impulsores de La Leyenda, aunque valora y muestra su satisfacción por el número de moteros, insiste en que “para nosotros es más importante ofrecer a los moteros un programa atractivo y unas instalaciones adecuadas, en definitiva, darles lo que esperan”.

Ha sido un fin de semana de convivencia para la gran familia motera de La Leyenda, de encuentro de amigos que coinciden en su pasión por el mundo de las dos ruedas, a los que no les importa en pleno mes de enero ponerse en la carretera, recorrer en algunos casos miles de kilómetros, y participar en este evento. Sin duda, este ha sido el año de la consolidación de La Leyenda Continúa, con un proyecto que se mantiene y tendrá continuidad en próximos ejercicios. El pinar de El Hoyal de Cantalejo se ha convertido en un espacio excepcional para la concentración, con beneficios directos e indirectos para la localidad briquera y para toda la comarca y provincia. Mariano Parellada comentaba ayer que los moteros “estaban encantados de cómo les han recibido los vecinos de Cantalejo y de los pueblos amigos en los que también se desarrollan actividades, como son Turégano, Sacramenia y San Pedro de Gaíllos”. También ha habido una participación activa de los motoristas en el programa organizado por La Leyenda, con sus rutas y excursiones por la provincia, conferencias y charlas de aventureros, los conciertos y exhibiciones de stunt, con Emilio Zamora. Además, Parellada afirma que también les han felicitado a los organizadores por el lugar elegido para la concentración, por el ambiente de camaradería y buen rollo en el campamento y por los servicios, en general. “Ha habido muchos repetidores de otros años, y cómo no, también otros para los que era su primera vez en Cantalejo, y se han ido muy contentos”, apunta.

Se cierra una edición muy exitosa, con momentos emocionantes, como el saludo motero de hermandad, que el viernes se celebró en Turégano, con el Castillo de testigo, y el desfile de antorchas por las calles de Cantalejo, la noche del sábado, en recuerdo de los motoristas fallecidos. Una iniciativa muy bien acogida en la provincia, que da un impulso a la organización de actividades en el medio rural. La Leyenda Continúa ya piensa en la próxima edición de 2020, la primera cita invernal para los moteros.