Solicitan que la Junta inspeccione el ganado y localice a sus propietarios.
Solicitan que la Junta inspeccione el ganado y localice a sus propietarios. / E. A.
Publicidad

La Junta Rectora de pastos, formada por los representantes de los ganaderos de caballo equino, los de vacuno, los que pastan en la Comunidad de ‘Ciudad y tierra de Segovia’, Parques Nacionales y el Consistorio granjeño se reunieron el viernes en una sesión extraordinaria, movida por el objetivo común de aprobar una ordenanza fiscal de pastos que contenga la previsión de el cobro único de los pastos, independientemente de las fincas y de las temporadas.

Hasta ahora, el cobro era en función de las temporadas y se realizaban dos cobros. “Lo que nos piden”, asegura el alcalde del Real Sitio, José Luis Vázquez, es “un cobro único, todas las fincas y las dos temporadas de invierno y verano”.

El Ayuntamiento, que es el órgano competente, tramitará esa ordenanza, con la aprobación, que ya ha demostrado la Junta Rectora de Pastos.

Por otro lado, denunció el primer edil, “se han detectado ciertas cabezas de ganado, tanto equino como vacuno, en unn estado de nutrición que requiere de una inspección inmediata por parte de la Junta de Castilla y León, como órgano competente” y se ha demandado, continúa, “esa inspección para antes de mediados de abril, que es cuando el ganado cambiará de estancia en las fincas”, y queremos, puntualiza Vázquez “que antes de que ese movimiento se lleve a cabo, se inspeccione, por parte de la Junta, quién ha sido el ganadore, o son los ganaderos, que no están a la altura de sus compañero en el trato, el manejo y la alimentación de sus animales”.

El número de estos animales que pueden no estár siendo bien cuidados no se conoce y, según las palabras del alcalde “no se puede certificar que haya animales en malas condiciones, sino que se ha detectado por parte de la guardería, de los ganaderos y del ingeniero municipal que, efectivamente, hay ganado que requiere ser contrastado su estado alimentario con el órgano competente, que es la Junta de Castilla y León”.

Cuando se lleve a cabo la inspección, y en caso se estableciera que la situación es así, real, y que el ganado no está en buenas condiciones, asegura José Luis Vázquez, “la sanción que establece la ley sería gravísima y, por supuesto que los ganaderos quedarían inhabilitados para la práctica ganadera”.

Otra de las cuestiones que trataron en la reunión fue la posibilidad de dar un paso importante en separar las estancias del ganado en las fincas por ganaderías. Es decir, puntualiza el primer edil “el ganado de vacuno en unas fincas y el equino en otro”. ¿Por qué? La razón parece fácil, justifica Vázquez, y es que “el ganado equino es compulsivo en la demanda de alimento y permanentemente tiene que estar comiendo, aunque esté bien alimentado; y el vacuno, una vez alimentado, reposa, digiere y rumia”.