Participantes en una ruta por el Camino de San Frutos. / kamarero
Publicidad

El delegado territorial de la Junta y presidente del Patronato del Parque Natural Hoces del Río Duratón, Javier López-Escobar, desmiente el supuesto proyecto de privatización del camino de San Frutos, del que el lunes alertó el Ayuntamiento de Sebúlcor a través de una nota de prensa. En relación a las noticias difundidas al respecto de la supuesta intención de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León de privatizar el camino de acceso a la ermita de San Frutos, López-Escobar desmiente que exista o haya existido ninguna intención de privatizar este espacio.

“Cualquier decisión sobre la gestión del espacio protegido debe ser adoptada por el Patronato del Parque Natural Hoces del Río Duratón y en este momento no hay ningún asunto encima de la mesa relativo a la privatización de accesos al parque”, afirma.

Desde la Delegación explican que existe un proyecto para la mejora y asfaltado del conocido como camino de San Frutos, que une el núcleo de Villaseca con la ermita dedicada al patrón y es la vía de uso público del parque natural Hoces del Río Duratón que atrae a mayor número de visitantes durante todo el año. “El camino pertenece a los términos municipales de Sepúlveda y Carrascal del Río, y por ello la administración regional se ha dirigido a estos ayuntamientos que deben aprobar los trámites y licencias necesarios para que la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León pueda acometer su asfaltado”, indican. Cualquier regulación posterior del camino y su aparcamiento “deberá ser estudiada y aprobada por el Patronato del Parque Natural con un orden del día establecido por su presidente, quien a fecha de hoy no tiene ninguna propuesta firme que considerar”, concluye el delegado territorial.

El alcalde de Sebúlcor, Jorge Benito, manifestaba en una nota la “preocupación” que le generaba “un escrito que ha llegado a mis oídos sobre la privatización del camino de acceso a la ermita de San Frutos, y la adjudicación directa por un periodo de 25 años a una empresa privada (Fundación Patrimonio Natural), sin concurso siquiera”. El regidor mostraba su rechazo a esa “posibilidad” de privatización de un camino “que siempre ha sido público”.