Un momento de la Comisión celebrada ayer en la Delegación Territorial. / el adelantado
Un momento de la Comisión celebrada ayer en la Delegación Territorial. / el adelantado
Publicidad

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia ha autorizado el uso excepcional de suelo rústico para un centro de fabricación de plásticos biodegradables para cartuchos de caza y tiro deportivo en la localidad, proyectado por la empresa Bio Ammo S.L. Esta nueva instalación ocupará una superficie de 2.698 metros cuadrados en una parcela de 22.606 metros cuadrados de suelo rústico común del polígono Fuente Buena de Santa María. El proyecto contempla la construcción de una nave de bioplásticos, una nave de ensamblados, una nave para producto terminado, tres almacenes y un centro tecnológico y de personal.

La munición biodegradable se dirige al sector civil, principalmente a la actividad cinegética y deportiva. En la producción se utilizan bioplásticos, un plástico de origen natural producido por un organismo vivo y con carácter biodegradable, sintetizado a partir de fuentes de energía renovables, lo que reduce la contaminación. Se pretende fabricar un cartucho degradable en cuatro meses. En la primera fase del proyecto se crearán 50 puestos de trabajo para la puesta en marcha de la fábrica.

En la autorización emitida, la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo considera acreditado que la actividad de este centro de fabricación es un uso excepcional de suelo rústico, que es de interés público y que contribuye al desarrollo rural. También queda justificado que no es posible instalar un establecimiento de estas características en suelo urbano, y queda acreditada, por los informes sectoriales preceptivos aportados, la compatibilidad del uso en la parcela en la que se proyecta con los valores protegidos por la legislación.

Bio Ammo S.L., presidida por Enrique López-Pozas Lanuza, cuenta con tres patentes: munición para airsoft (bolitas de plástico) completamente biodegradable, munición semimetálica (cartuchos para escopeta) con vaina y taco biodegradables, y munición metálica con vaina biodegradable, fundamentalmente para entrenamiento.

Desde el Ayuntamiento de Santa María también se muestran interesados en que Bio Ammo comience a producir en la localidad, ya que supondrá la creación de empleo para toda la comarca. La empresa empezará a funcionar con una financiación de seis millones de euros, de acuerdo a las declaraciones del alcalde de Santa María, Jaime Pérez, realizadas hace unos meses, de los que un millón proceden de la Junta de Castilla y León, otro son de recursos propios, y los cuatro restantes son aportados por Bankia.

La munición que fabrica Bio Ammo supone la solución al problema de contaminación por plásticos y metales que están sufriendo los campos y ríos. Es uno de los objetivos en los que coinciden tanto la empresa como las administraciones.