Parte del material intervenido por el equipo Roca
Publicidad

La Guardia Civil de Segovia ha esclarecido once robos cometidos en los últimos días en explotaciones agrícolas y ganaderas de las localidades de Mozoncillo, Armuña, Garcillán, Otero de Herreros, Pinillos de Polendos, Escarabajosa de Cabezas y Escalona del Prado, en los cuales habían sustraído baterías y aperos de labranza.

La operación ha conllevado la detención de una persona y la recuperación de parte del material robado.

Según informó ayer la Subdelegación del Gobierno en Segovia, los agentes fueron informados de la existencia de varios robos con fuerza en explotaciones agrícolas de la provincia.

De este modo, los componentes del Equipo Roca de la Comandancia de Segovia iniciaron una investigación con el fin de esclarecer los robos, así como la identificación y detención del los posibles autores, lo que dio como resultado la detención de una persona y la recuperación de 12 baterías y diversos objetos utilizados en las explotaciones que habían sido asaltadas. Todo el material ha sido devuelto a sus legítimos propietarios.

La persona detenida fue puesta a disposición de la autoridad judicial competente, según indicaron las mismas fuentes.

Aprovechando esta intervención, la Guardia Civil ha lanzado una recomendación a la ciudadanía para que se descarguen la aplicación informática (APP) denominada ‘Alercops’ para ponerse en contacto en caso de emergencia con los Centros Operativos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Esta APP permite recibir en el móvil mensajes de aviso, cuando el mismo se encuentre en una zona afectada por incidencia.

Los Equipos ROCA de la Guardia Civil  fueron creados con el objetivo de prevenir e investigar los robos en instalaciones agrícolas y ganaderas en las zonas rurales, además de asesorar a los colectivos afectados, con el objetivo de prevenir esta tipología delictiva.