El consejero de Fomento, junto a los vehículos. / el adelantado
El consejero de Fomento, junto a los vehículos. / el adelantado
Publicidad

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha hecho entrega del último lote de 29 vehículos todoterreno para la provincia de Segovia para modernizar la guardería forestal. En este caso, se trata de vehículos modelo Suzuki Jimny. En total, el Servicio Territorial de Medio Ambiente, con los 24 vehículos que ya había recibido, suma un total de 53 nuevas unidades este año.
Esta actuación se enmarca en un plan de renovación y mejora de los medios naturales con que cuenta el personal de campo, para mayor seguridad de sus interantes y mejor cumplimiento de su función. A la dotación de nuevos vehículos se une la regulación y renovación de los uniformes y distintivos, la dotación de nuevos medios técnicos y de geolocalización, mediante el dispositivo móvil Smartphone que se ha incorporado en el contrato de telefonía de la Junta de Castilla y León.
Entre otras, también se trabaja en el diseño e implementación de una serie de medidas en materia de seguridad personal, como son protocolos de intervención para las labores de vigilancia que realiza este personal, el desarrollo de actividades formativas centradas en las medidas de seguridad, el contenido de los propios protocolos o la dotación de material de seguridad auxiliar, que están siendo negociadas por la Junta con los representantes sindicales de este personal.
Fomento y Medio Ambiente afronta una importante renovación de los 884 vehículos que constituyen la flota actual de la guardería forestal, que tiene una antigüedad que, en el 40 por ciento de los casos, llega a los 15 años, con unos costes de mantenimiento muy elevados. El resultado final es una reducción del número de vehículos en un 15 por ciento al no ser necesario mantener vehículos de sustitución, con lo que la flota pasará de 884 a 752 vehículos; de ellos, el 72 por ciento serán nuevos y toda la flota tendrá una antigüedad menor de diez años, con lo que se reducirá el riesgo de siniestralidad y se mejorarán las condiciones laborales del personal. Los gastos de mantenimiento se reducirán de forma importante, ya que únicamente habrá que hacer frente al mantenimiento de 214 vehículos propiedad de la Consejería, que se estima en 300.000 euros, frente al 1,5 millones actuales.
Con esta renovación, los nuevos vehículos son todos 4×4, disponen de velocidad reductora, necesaria para circular con adherencia escasa, bajar y subir pendientes con gran desnivel e incluso arrastrar otro vehículo; cumplen con la normativa vigente sobre emisiones.
Respecto al equipamiento, los vehículos tienen gancho para remolque, aire acondicionado, rueda de repuesto igual a las montadas, cadenas para la nieve, faros antiniebla y airbags delanteros y botiquín de emergencia. Además, con la utilización de estos nuevos vehículos se mejora la identificación institucional, con una nueva imagen corporativa que facilita su identificación por parte de los ciudadanos, que incorpora el número de teléfono europeo de emergencia, 1-1-2.

Compartir