Sobre estas líneas, el estado en el que se encontraba la fuente tiempo atrás.
Sobre estas líneas, el estado en el que se encontraba la fuente tiempo atrás. / El Adelantado
Publicidad

El Ayuntamiento de El Real Sitio de San Ildefonso —a instancias de la presidenta de la asociación de jubilados de Valsaín, Lola Trilla— ha restaurado recientemente la conocida fuente de La Pradera.

“La fuente se ha tirado muchos, muchos, muchos años abandonada cuando antes era la vida del barrio”, comenta Trilla, recordando que, antaño, en ese lugar recogían el agua todos los vecinos del municipio —en aquellos tiempos cuando no disponían de agua corriente en los hogares—, servía de abrevadero para el ganado local e, incluso, de fresquera para la leche, el vino o la fruta de temporada y, sobre todo, de punto de encuentro para todos los lugareños, un lugar donde conversar y relacionarse con amigos pero también con forasteros o peregrinos buscando un trago.

Una vez el agua canalizado llegó a las viviendas, comenzó el abandono del surtidor y, según cuenta la presidenta de la asociación, se dio la situación de que el agua dejó de brotar —ya que se robaba del propio manantial— y el pilón se asemejaba, cada vez más, a un basurero.

Añade Trilla que con su insistencia consiguió que José Luis Vázquez, alcalde de El Real Sitio de San Ildefonso, prometiera mejorar la fuente y su entorno, en vistas al valor turístico y, en mayor medida, emocional que le rodea.

El nuevo surtidor luce ahora un aspecto mucho más saludable gracias a que se procedió a la limpieza del desagüe y al adoquinado de su acceso. “Aquí está, linda y dando vida a cualquiera que lo necesite, ‘agua señal de vida’”, sentencia la presidenta de la asociación de jubilados.