Vecinos en la fiesta del barrio de San Gil, en la gran paellada popular que concentra a cientos de personas./ c. pascual
Publicidad

Lo han vuelto a demostrar: los vecinos del barrio de San Gil saben cómo organizar unas fiestas y atraer a todos los cuellaranos.

Durante un fin de semana completo, los vecinos del barrio empalmaron una actividad con otra para que la fiesta no cesase en ningún momento. Los conciertos celebrados fueron el centro neurálgico de la actividad en la villa, así como las iniciativas diurnas para todo tipo de público. Cómo no, la jornada del domingo fue de lo más animada: carrera a primera hora, vermú animado a cargo de la joven charanga ‘La Huevera” y la gran paellada, que volvió a reunir a cientos de personas en torno a esta agradable comida.

Los vecinos dejan claro que este X aniversario ha sido un éxito y solo el impulso de seguir celebrando muchos años más que este barrio tiene mucha vida, y Cuéllar entero merece celebrarlo junto a sus activos vecinos.