Juan F. Carrión, en un momento del acto, acompañado de su madre, hermana y familia más directa. / A. Marugán
Juan F. Carrión, en un momento del acto, acompañado de su madre, hermana y familia más directa. / A. Marugán
Publicidad

La empresa Arexna de Nava de la Asunción recibió en un acto multitudinario el reconocimiento a la labor empresarial desarrollada durante los diez años de su fundación. Su administrador, Juan Filiberto Carrión García, agradeció su apoyo a los cerca de 400 asistentes, entre los que también se encontraban el diputado nacional Juan Luis Gordo, el procurador José Luis Aceves, el diputado provincial Jaime Pérez, alcaldes y concejales de la zona.

Durante su intervención en el acto celebrado en el Hotel Fray Sebastián de Nava de la Asunción, Carrión García resaltó el pilar de apoyo que fue su padre como socio fundador, para empezar desde cero un proyecto empresarial que a día de hoy se ha convertido en un referente en el sector de la construcción de Castilla y León. También mostró su agradecimiento y el de toda su familia a todos los clientes, proveedores y amigos que, tras la muerte de su padre, les manifestaron su apoyo en uno de los momentos más difíciles que atravesó la empresa Arexna, aún estando en situación de crecimiento. De ahí que dijera que el acto representaba “cumplir con todos vosotros nuestro agradecimiento por el cariño y apoyo recibido en su momento y hoy en esta noche de convivencia para aunar más lazos de amistad y acercar relaciones comerciales”.

Han pasado diez años desde que Arexna comenzara su andadura empresarial en un sector como el de la construcción, que vivía una crisis profunda, pero ello no echó para atrás la iniciativa emprendedora que, junto a su padre Cecilio y su hermana Isabel, afrontaron en un principio. La actividad inicial se centró en la extracción de áridos, para después “irnos adaptando a los tiempos introduciendo contenedores”. “Después —continuó— montamos la única planta que hay en la zona de reciclaje de residuos de construcción y demolición, para abrir posteriormente el abanico para hacer obras para particulares, ayuntamientos, etc., y actualmente tenemos en proyecto hacer una planta de hormigón para seguir adaptándonos a lo que el mercado va demandando”. Ese crecimiento supone que a día de hoy la empresa mantenga una plantilla de 30 trabajadores, cinco autónomos dependientes de la empresa y un buen número de puestos de trabajo indirectos, además de contar con una dotación de camiones y maquinaria de alta calidad para desarrollar la variedad de tareas que implica la construcción y las obras, que la convierten en un referente en Castilla y León. A todo ello también se suma la adquisición en el año 2013 de una empresa de Nava dedicada a la venta de gasóleo.

Caminar hacia adelante ha sido posible para Juan F. Carrión al rodearse de “gente válida en quien puedes confiar, de buenos trabajadores, y en particular, con mucha cercanía a los clientes, tratándoles bien y estar muy pendiente de ellos y darles buen servicio, todo esto nos ha permitido crecer y llegar hasta aquí”.

El administrador de Arexna ve el futuro con optimismo, una vez pasados los peores momentos de la crisis: “Parece que se ve algo más de alegría, el trabajo ha subido algo más y ahora faltaría posicionar más los precios. La bajada de los combustibles ha conllevado que bajen también las materias primas y ello nos ha venido muy bien a todos en general. Se va viendo un poco más de movimiento, no estamos ni vamos a llegar nunca a los niveles anteriores a la crisis, ni tampoco sería conveniente, pero se va viendo la luz”, comenta.

La empresa Arexna mantiene una participación en el tejido social de Nava de la Asunción y de la zona de influencia, colaborando en actividades sociales, culturales y deportivas que se realizan en todo el entorno, entre los que se encuentra el Club de Balonmano Nava y los clubes de fútbol de Nava y Coca.

Compartir