El ponente de la charla junto al delegado territorial, el alcalde de la villa y el diputado. / c. núñez
Publicidad

Tras unos días de amenaza de incendios forestal y con algún incidente serio como el de Tres Casas, la Diputación de Segovia continúa con su Programa de Educación Ambiental y sus charlas sobre el papel de los ayuntamientos en los incendios, que están recorriendo varios pueblos de la provincia. El delegado territorial, Javier López-Escobar, y el diputado provincial Jaime Pérez, estuvieron presentes en esta charla que contó con el experto ingeniero forestal Luis Miguel Benito Fraile.

El delegado ofreció unos datos al público de la sala, entre los que se encontraban bomberos del cuerpo de operarios municipales de la villa y el coordinador provincial de grupos y cuadrillas de limpieza. López-Escobar destacó la importancia de esta iniciativa de la Diputación y el buen papel de los profesionales de Segovia en esta materia. “Sobran manos cuando hay un problema” destacó el delegado en relación con la gran cantidad de voluntarios cuando hay un incidente en los montes segovianos. El objetivo de las charlas, como él mismo aclaró, es “mejorar todo lo que se hace bien, afinar la coordinación, las tareas de prevención de antes, las de extinción durante, y las de restauración de después”. Explicó que las causas más habituales de incendio en la provincia son las negligencias, seguidas de los accidentes. Las olas de calor como las dos ya vividas este verano, con su posterior ciclo de tormentas, son fuente de incendios, y por ello se dieron claves en esta charla a todos los operarios y agentes determinantes en este campo. “Tenemos capacidad de respuesta y una red muy extensa que no sirve de nada sino mantenemos y mejoramos la coordinación”, explicó el delegado, que concluyó ensalzando la labor de todos los profesionales.

PAUTAS El ingeniero Luis Miguel Benito, con más de 20 años de experiencia en este tema, se dirigió de manera cercana a todos los presentes para hacerles llegar aspectos de prevención y de autoprotección, muy importante en caso de incendio. Habló del apego social al monte en la provincia de Segovia, que además es fuente de riqueza, lo que contribuye a la limpieza y conservación. Comentó que Segovia es una d elas provincias de España menos afectadas por incendios, mientras que Galicia se lleva la peor parte. Los datos avalan el buen estado de los montes de la provincia, que en un decenio solo han sufrido 15 incendios; Benito destacó la rápida intervención de los efectivos, clave en evitar la propagación. Por último, adelantó lo ya se está notando: la primavera seca ha estresado la vegetación, y la cautela ha de ser fundamental para evitar los incendios.