Los representantes de las instituciones que suscribieron el acuerdo para financiar el proyecto alos pies del castillo./ E. A.
Publicidad

La mejora de la accesibilidad del castillo de Turégano y su puesta en valor como polo dinamizador comienza a dar sus primeros pasos. El Ministerio de Fomento ha aceptado llevar a cabo la obra que permitirá hacer accesible la visita a la fortaleza cuyo coste asciende a 1.006.000 euros, a ejecutar en dos años.

La mitad de los fondos se financiarán con cargo al 1,5 % cultural, procedente del Estado. La Junta de Castilla y León aportará 250.000 euros, mientras que la Diputación participará con 150.000 y con 50.000 lo hará el Ayuntamiento del municipio. En estos momentos se ultima la redacción técnica del documento de ejecución, que está previsto se presente el próximo 10 de septiembre.
El presidente en funciones de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente ha visitado la villa para conocer el proyecto y la situación en que se encuentra, allí ha señalado que confía en este proyecto porque la fortaleza tureganense supone “uno de los atractivos turísticos más importantes de nuestra provincia y la Diputación no podía mirar hacia otro lado cuando se trata de su puesta en valor”.

De Vicente y la diputado de Prodestur Magdalena Rodríguez han mostrado al alcalde, Juan Montes, y al resto de miembros de la Corporación, el apoyo de la Diputación comprometiendo una cantidad de 150.000 euros que permita redondear la aportación del resto de instituciones. Y es que, en palabras del presidente, “este proyecto es un ejemplo de colaboración interinstitucional que va más allá de los colores políticos y por eso estoy convencido de que será un éxito y que para el año 2021 (cuando se estima estarán concluidas las obras) el castillo se establecerá como un punto de referencia cultural y turístico de Turégano pero también de toda la provincia”. Asimismo, el presidente en funciones quiso destacar que se trata de un proyecto conjunto de un pueblo y que las obras en la fortaleza pueden convertirlo en un dinamizador social, cultural y turístico tanto en la villa como en los municipios de su entorno.

EXPERTOS EN PATRIMONIO El proyecto presentado por el Ayuntamiento surgió del workshop ‘Patrimonio Cultural de Turégano’, un encuentro de trabajo que organiza el consistorio en el que también colabora la institución provincial. Estas reuniones técnicas van dirigidas a profesionales tyitulados y alumnos de Arquitectura, Arquitectura Técnica, Escuelas de Conservación y Restauración de Patrimonio o Bellas Artes, Historia del Arte, Historia y Documentación.

El equipo de expertos becados para este taller consideró necesarias algunas intervenciones en el castillo para su mejor explotación cultural y turística. Entre ellas actuar en los accesos, así como mejorar su accesibilidad mediante la instalación de una rampa para discapacitados físicos en la entrada a la iglesia. Asimismo, aconsejaba algún tipo de instalación en su interior para que pudiera acoger distintas exposiciones temporales. Sobre estas ideas descansaba la propuesta que se elevó al Ministerio y que ha sido aceptada para ser sufragada con las ayudas destinadas a la conservación del patrimonio arquitectónico.

La Diputación y el consistorio tureganense, ya suscribieron en noviembre de 2018 un convenio de colaboración gracias al cual se siguieron investigando los orígenes y características del templo fortaleza, que se denominó “Turégano 1230” y que permitirá acometer todas las obras previstas de manera planificada y ordenada. El acuerdo firmado conllevaba la aportación de 8.000 euros de la institución provincial al consistorio, que se destinaron a elaborar a un estudio para catalogar la composición de los paramentos del castillo a fin de datar sus diferentes épocas constructivas y realizar una planimetría de la edificación lo más completa posible. Desde el Ayuntamiento pretenden ser más ambiciosos y ya han anunciado que van a plantear un proyecto para todo el entorno del castillo en la próxima convocatoria del 1% cultural del Ministerio de Fomento. Así, la opción elegida sería incluir el proyecto de un aparcamiento en la planicie del castillo y la consolidación y reconstitución de la cerca medieval que delimita el propio cerro en el que está enclavado.