Un momento de la Junta de Gobierno celebrada ayer, en la que se aprobó el anticipo. / el adelantado
Publicidad

La Junta de Gobierno de la Diputación Provincial aprobó ayer el pago de más de 9,2 millones de euros a los ayuntamientos y demás entidades locales de la provincia en concepto de anticipo del cobro de los impuestos que la Institución realiza para los municipios para este ejercicio 2019. Se trata del segundo pago que establece el sistema aprobado por el pleno de la corporación el 23 de marzo de 2017, tras el efectuado en abril.

Según el acuerdo plenario, los servicios tributarios de la Diputación establecían cuatro anticipos ordinarios en los meses de abril, junio, septiembre y diciembre, equivalentes, cada uno de ellos, a la cuarta parte del 90 por ciento de la recaudación neta alcanzada en el ejercicio anterior, es decir, un 22,50 por ciento. Esto supone un incremento del 10 por ciento en la cuantía que se anticipaba hasta ahora a los ayuntamientos, ya que hasta el momento se efectuaban en estos cuatro anticipos una cuantía equivalente al 80 por ciento de la recaudación.

Además, en el mes de marzo de 2020 se realizará la liquidación definitiva correspondiente a este ejercicio 2019, ajustando la recaudación realizada para cada entidad.

Después habrá dos anticipos extraordinarios en octubre y noviembre. El primero equivale al 90 por ciento de la recaudación efectiva alcanzada hasta dicho momento por las liquidaciones de ingresos directos recaudadas en periodo voluntario de pago, y siempre que la cuantía mínima de percepción fuera igual o superior a la de 2.500 euros. Y el anticipo que se efectuará en noviembre equivale al 90 por ciento de la recaudación neta obtenida en periodo voluntario del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), respecto de los recibos incluidos en el censo del tributo.