Efectivos de la UME atendieron el fin de semana pasado a los retenidos en la AP-6. / efe
Efectivos de la UME atendieron el fin de semana pasado a los retenidos en la AP-6. / efe
Publicidad

La Dirección General de Tráfico (DGT) trasladará a los ministerios de Interior y de Fomento un informe con todos los procedimientos de gestión y coordinación que necesitan ser modificados para mejorar la gestión de los “episodios de fenómenos meteorológicos extremos” tras la crisis registrada el pasado fin de semana con miles de conductores atrapados durante horas en la AP-6 a causa de las nevadas.

La Comisión de Seguridad Vial se reunió ayer bajo la presidencia del director de la DGT, Gregorio Serrano, para analizar lo sucedido en esta autopista de peaje y estudiar posibles mejoras en los protocolos a aplicar en estos casos.

Entre las actuaciones analizadas, según informaba Europa Press, se han detectado “importantes y graves” defectos de procedimiento y de comunicación por parte de la concesionaria de la autopista AP-6, Iberpistas, a la que se acusa de haber actuado de manera “negligente” en muchos aspectos en un episodio de nevada intensa y de operación regreso de Navidad.

Durante la reunión también se analizaron los procedimientos tanto de los Centros de Gestión de Tráfico como de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y se propusieron mejoras de actuación en estos casos.

En base a todos los documentos aportados durante el encuentro, la DGT elaborará un informe exhaustivo donde se recojan de manera concreta todos los procedimientos de gestión y coordinación que hay que modificar para mejorar la gestión de los episodios de fenómenos meteorológicos extremos. Este informe, que se elevará para su consideración al Ministerio del Interior y al Ministerio de Fomento, recogerá de manera precisa y detallada las mejoras en los procedimientos y protocolos acordadas.

La Comisión de Seguridad Vial también ha valorado introducir en la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial aspectos sobre el equipamiento que deberán llevar los vehículos de manera obligatoria cuando se transite por lugares de nevadas frecuentes.

Además, los responsables de la DGT mantendrán en los próximos días una reunión con los responsables de la Dirección General de Carreteras para mejorar la coordinación interinstitucional para evitar colapsos por condiciones climatológicas en las carreteras.