Los participantes en la plantación, junto con los responsables de la CHD y del colegio Los Arenales. / el adelantado
Publicidad

La presidenta de la CHD, Cristina Danés, participó ayer, Día Mundial del Agua, en una jornada con alumnos del Colegio Los Arenales, para hacer una plantación de distintas especies arbóreas en el entorno de las lagunas de Cantalejo.

Aprovechando esta cita, tanto el Ayuntamiento como la CHD hicieron un llamamiento al uso responsable del agua, al cuidado responsable de los humedales y destacaron la importancia de la flora que los rodea.

Con técnicos de la CHD, los alumnos de 2º de Primaria valoraron la calidad del agua de la lagbuna ‘Sotillos Bajeros’. Paralelamente, Miguel Alonso, doctor en Biología y especialista en limnología que, junto con Ignacio Rodriguez Muñoz, Comisario de Aguas de la CHD, impartían una charla sobre Gestión de Humedales en el IES Hoces del Duratón, recordando a los alumnos que se necesita tiempo y gestión para que se recarguen los acuíferos subterráneos, “que son la verdadera reserva de agua del país ante los ciclos naturales de sequía y la nueva realidad climática”.

Esta intervención pretendía concienciar de que las soluciones a estos retos pasan por la naturaleza; restaurar humedales degradados, reequilibrar los ciclos y la conexión entre las aguas superficiales y subterráneas; construir infraestructuras verdes y rehabilitar humedales en entornos urbanos. “Porque sin naturaleza no habrá agua y sin agua y humedales en buen estado de conservación, no habrá vida”, señalaron.

Este año se vuelto a repetir la plantación de diferentes especies arbóreas en el entorno de La Laguna China. Los encargados fueron 90 alumnos de 1º de Primaria del CEIP los Arenales, quienes, bajo la supervisión de Greenfriend, rama medio ambiental de la ONG ‘Abrazando el mundo’, aportando 30 arboles de diferentes especies, han repoblado esta zona. Contaron con la colaboración de personal del Ayuntamiento de Cantalejo quienes previamente prepararon el terreno para que estos 90 alumnos plantasen y “adoptasen” su árbol.

En definitiva, fue una jornada muy provechosa para sensibilizar sobre preservar y proteger el medio ambiente, fomentando el respeto y cuidado de la naturaleza en un entorno de alto valor ambiental.