Casa del Pulimento tras el incidente. / Nuria G. Castán
Publicidad

El inmueble del siglo XVIII, actualmente en proceso de ser reconocido como Bien de Interés Cultural (BIC), ha sido objeto de vandalismo con la realización de un grafiti en su fachada principal.

Estudios demuestran su incuestionable valor como bien del patrimonio industrial, desempeñando en el pasado un importante servicio, y albergando un mecanismo de pulimento de cristales recogido incluso en L’Encyclopedie de D’Alembert y Diderot. El presidente de la Asociación Artístico-Tecnológica de amigos del Vidrio de La Granja, el concejal no adscrito Ricardo Hernanz, estima consternado que el acto se produjo antes del jueves, pero se desconoce la autoría.

Soluciones al problema

Hernanz añade que, al menos, “los restos de esgrafiado presentes en este inmueble no se han visto afectados al encontrarse en los otros tres laterales”; no obstante, advierte que la pared donde se ha ejecutado el grafiti no es un lugar al uso y que “especialistas tendrán que estimar cuál es la forma menos agresiva de retirarlo, y será un proceso costoso”. Además, informa de que “los daños causados se recogen en el artículo 323 del Código Penal”. Por su parte, el concejal y portavoz del Partido Popular, Juan Carlos Matesanz, propone que sería conveniente sensibilizar a los más jóvenes, sin criminalizar ni generalizar, sobre el daño que causan estas acciones.

El Ayuntamiento del Real Sitio, como propietario de este bien inmueble, ya ha interpuesto una denuncia ante la guardia civil la mañana del sábado 23 de febrero, tal como ha actuado en otras ocasiones.