El presidente de la Diputación comprobó el estado de las obras en una visita. / el adelantado
El presidente de la Diputación comprobó el estado de las obras en una visita. / el adelantado
Publicidad

La carretera que une Membibre de la Hoz con Vegafría ganará en seguridad vial cuando concluyan las obras de ampliación de la calzada. La Diputación ultima estos trabajos en el tramo de la carretera SG-V-2132 entre ambas localidades, a los que ha destinado un total de 185.856 euros. El tramo ensanchado, una antigua demanda de los pueblos de la zona, se prolonga desde el kilómetro 0 hasta el 4,3 de esta carretera, que va de Vegafría a Aldeasoña y que tiene una longitud de 8,9 kilómetros. Comunica las carreteras SG-V-2231 en Vegafría con la SG-P-2131 en Aldeasoña, y en Membibre de la Hoz con la SG-V-2133 que conduce a Fuentesaúco de Fuentidueña.
La obra está a punto de concluir, a falta de la recrecida de arcenes, tarea que se completará la próxima semana. El presidente de la Diputación Francisco Vázquez, acompañado por el diputado de Acción Territorial Basilio del Olmo, y del jefe del Servicio de Infraestructuras y Obras, Joaquín García, ha comprobado esta semana la marcha de los trabajos, que han incluido intervenciones en la travesía de Vegafría, el tramo interurbano de Vegafría a Membibre, la travesía de Membibre, otro tramo urbano de ese mismo municipio en la SG-V-2133 (carretera de Fuentesaúco), y el tramo interurbano entre ambas travesías.
Las actuaciones proyectadas han mejorado el pavimento aplicando 3.646 toneladas de mezcla bituminosa y lo han dotado de regularidad, mejorando su capacidad portante para ofrecer al conductor una mejor comodidad y seguridad. La carretera está catalogada en el inventario dentro de la Red C y soporta una Intensidad Media Diaria de tráfico de 117 vehículos entre Vegafría y Membibre de la Hoz.
La obra se inició con el extendido de una pequeña capa de regularización de 4,50 centímetros de espesor medio. Posteriormente se realizó la pavimentación de toda la carretera con una capa de rodadura de aglomerado asfáltico en caliente de diferentes anchuras y espesores según tramos, que han variado desde los siete metros de ancho y 4,5 centímetros de grosor en la travesía de Vegafría hasta los cinco de ancho y seis centímetros de grosor entre la travesía de Membibre y el cruce de Fuentesaúco. Tras el aglomerado asfáltico se ha realizado la puesta en rasante de cuatro pozos de registro en la travesía de Vegafría y nueve en Membibre de la Hoz. Para finalizar la obra se ejecutará el recrecido de arcenes con zahorra artificial entre Vegafría y Membibre, y el pintado de la señalización horizontal tanto en el eje como en los bordes de la calzada con pintura termoplástica.
El tramo objeto de actuación tenía hasta el año 2015 una anchura de calzada comprendida entre tres y cuatro metros, insuficientes para el tipo de tráfico que soporta en una comarca eminentemente agrícola donde abundan tractores.