La Carrera de las Murallas se hace solidaria y colaborará con la AECC./c. núñez
Publicidad

En cuanto comienza el año, los corredores marcan en el calendario un fecha especial: la Carrera Popular de las Murallas. Este año se celebrará un domingo después de lo habitual, para evitar coincidencias con Carnaval que dificulten las ya de por sí complicadas tareas de organización. Así, el 10 de marzo, Cuéllar tiene una cita clave con el deporte, y el Club Atlético de la villa anunciaba ayer a través de las redes que el plazo de inscripción ya está abierto. La organización da el pistoletazo de salida a las inscripciones.

Se va a mantener hasta el 5 de marzo, y las modalidades vuelven a ser de 5.000 y 10.000 metros. Los runners de años anteriores lo recibían por mail la noticia, con todas las novedades de este año. La más importante y social: la carrera popular pasa a ser solidaria. Las inscripciones tienen un precio de 8 euros, de los cuales se van a donar 3 a la Asociación Contra el Cáncer. Este año se ha querido dar un tinte solidario que seguro atrae a cientos de personas. Se han dispuesto 350 plazas y el plazo se mantiene hasta que se agoten o hasta el día 5. Como siempre, las carreras de las categorías inferiores serán gratuitas, con esa intención de fomentar el atletismo y hacer que esta sea una fiesta del deporte, una carrera que se viva y se disfrute en la calle y movilice a todo Cuéllar.

PREMIOS La carrera tiene de por sí un gran atractivo; ya sea su recorrido, la orografía de terreno, su dureza o el gran ambiente, hace que cada año se supere la cifra de corredores que participan. Para incentivar esa participación, el Club Atletismo Cuéllar procura que los premios sean lo suficientemente “suculentos” como para que las listas de inscripción aumenten cada edición. Se dispondrán premios en metálico, premio al club más numerosos y trofeos para las diferentes categorías. Los aficionados aseguran que se trata de una de las carreras de la zona que más premios otorga, y todo son alabanzas a esta carrera ya asentada. Esta será la octava edición, por lo que su vasta trayectoria ya es un aval.

RECORRIDO Las mismas calles serán las protagonistas este 2019. El recorrido es un elemento fundamental de la carrera y la organización, que siempre busca mejorar, deja intacto el plano sobre el que se moverá. El inicio en la Avenida de los Toros, junto a San Francisco, inicia la carrera por la Avenida Camilo José Cela y la calle Concepción; pasa por la calle Resina, Avenida Andrés Reguera y calle Bartolomé de la Cueva, hasta dar la vuelta en el Polideportivo para emprender la marcha hasta la Plaza de El Salvador. Desde allí, los corredores inician la subida por la calle Segovia hasta el Parque de la Huerta del Duque, el cual atraviesan por una de sus vías hasta coger la salida a la calle el Cubo. Parte dura la que ladea el Castillo hasta llegar a la cima, donde “se callejea “ hasta bajar por la calle Cuevas, calle El Colegio, calle San Julián, Plaza Mayor, calle Santa Marina Juan de Rojas, Chorretones, Avenida Andrés Reguera, y subida a la meta por la calle Resina, calle Parras y Avenida de los Toros.

Los corredores cuellaranos ya están entrenando para conseguir su mejor marca, pero, sobre todo, disfrutar este 10 de marzo.