1. encierro lunes WEB
Instantes del encierro de la villa en ediciones anteriores./ c.n.
Publicidad

La motivación que ha supuesto la Declaración de Interés Turístico Internacional de los Encierros de Cuéllar para muchos colectivos está siendo patente. Uno de ellos es la Asociación Encierros de Cuéllar, que primero ha dado la enhorabuena al equipo municipal por el trabajo realizado, y después ha querido analizar de forma general los pormenores de la fiesta para mejorarla y mantener la imagen. Muchas medidas ya están en funcionamiento pero creen que son mejorables, y que otras muchas propuestas son “económicamente intrascendentes y se basan solo en aumentar el trabajo de organización”. Sobre todo, piensan que las mejoras “deben hacerse visibles en ciertos aspectos que detallan en un documento presentado ante el Ayuntamiento.

Respecto a los corrales, creen que debe haber personal bien identificado, personal de seguridad, organización y silencio del personal que se encuentra en el interior en el momento de la suelta, y cartelería, tanto interna como externa, en todos los idiomas que se considere, para hacer entender que es peligroso y que hay que mantener respeto y silencio. En cuanto al traslado por el campo, los caballistas son objeto de estas mejoras. Proponen que los colaboradores, los veinte elegidos , lleven una indumentaria clara e identificativa como tal. Creen necesario organizar mejor los lugares estratégicos de paso del encierro, como el cruce de las Máquinas, los pasos de carretera, los descansaderos, el Embudo y otros puntos. Desde la Asociación Encierros de Cuéllar opinan que hay que hacer ver que realmente el responsable del encierro es el director de campo, que hay caballistas para conducir el ganado y que el resto debe mantener las distancias. Hablan también de no meter toros rezagados en el tramo urbano, ya que siempre “dan trabajo a los servicios sanitarios, además de trabarse en las talanqueras”; “tiene que haber un protocolo de actuación para estos casos”, señalan.

En cuanto al tramo urbano, explican que hay que hacer entender al director de campo que no “todos los mansos necesarios para el traslado por el campo lo son para el recorrido urbano”. Se refieren también a cuestiones sobre limpieza y, más concretamente respecto a los medios de comunicación, creen que hay que tener en cuenta los lugares de ubicación de los periodistas, así como estimar una mayor asistencia. Indican también que en otras localidades de renombre hay una recepción de periodistas muy controlada, que evitaría “experiencias no muy positivas de otros años”. “Debería haber un grupo de personas, unos guías turísticos del encierro, a los que la prensa asistente pudiera recurrir para obtener información del encierro y de las demás circunstancias que rodean al mismo, que sean conocedores de la historia, cultura y tradición”, añaden. Por otro lado, hablan de las actuaciones previstas o imprevistas de grupos antitaurinos, a tener en cuenta, dando un papel a peñas y asociaciones locales para contemplar cuál podría ser su actuación.
En la Plaza de Toros creen que debería existir un aliciente, para que parte del público de El Embudo y el campo se traslade allí, como poder retransmitirlo a través de pantallas, por ejemplo.

CARTELERÍA Con el reconocimiento internacional y al ser miembros de la Asociación de Municipios y Entidades Organizadoras de Festejos Taurinos (ASIMTAP), Encierros de Cuéllar cree que hay que utilizar varios idiomas en la cartelería, como francés y portugués. Consideran necesario ubicar puntos de información y guías, todo para que Cuéllar muestre lo que es.