Jesús Velasco recibió con satisfacción el premio a su trayectoria deportiva

Jesús Velasco Ruano recibió el primer premio Javier Rodríguez Sanz creado por el Club Atlético Cuéllar en reconocimiento a su compromiso con la cantera y con el deporte en el municipio.

El Club Atlético Cuéllar entregó en su primera edición el premio Javier Rodríguez Sanz a Jesús Velasco Ruano en reconocimiento a su compromiso con la cantera y el deporte en el municipio.

La sala multiusos del Palacio de Pedro I acogió este acto cargado de emotividad tanto por parte del galardonado como por los miembros del club que otorgaban por primera vez este premio creado como homenaje a uno de los fundadores del club, fallecido el pasado año, y que le da nombre: Javier Rodríguez Sanz.

“Queremos dejar constancia de los valores que Javi atesoraba en cuanto a la contribución al desarrollo del deporte en nuestra localidad y a la mejora del mismo” señaló el presidente del Club Atlético, Ángel Carlos Hernando. Por este motivo decidieron crear este premio.

“Ruano” como se conoce a Jesús Velasco en el ámbito deportivo recibió con emoción éste premio de manos de hermano de Javier Rodríguez y de Miguel Ángel Pilar, ambos integrantes del Club de Fútbol-Sala Cuéllar con el que Ruano fue Campeón de la Liga Nacional consiguiendo el ascenso a la División de Honor.

El actual entrenador del equipo femenino de Autoescuela El Pinar – El Henar y director de la escuela de fútbol-sala femenina manifestó su satisfacción por este premio “por ser el primero, por llevar el nombre de un amigo y por concedérmelo en mi pueblo”. Afirmó que le venían a la cabeza muchos recuerdos y afirmó que “sin todos esos jugadores y jugadoras que me han aguantado y me aguantan yo no estaría aquí en este momento”.

Tuvo también un recuerdo especial para los jugadores del Club de Fútbol-Sala Cuéllar “con los cuales hicimos lo más grande que hasta el día de hoy se ha hecho en el deporte de equipo en Cuéllar”, afirmó. Pidió que los jugadores que estaban allí presentes le acompañaran en el estrado, eran seis y solicitó un aplauso al público para ellos.

FuenteNuria Pascual Mayo 
Compartir