Izquierda Unida pone como ejemplo de buena gestión a Ladislao González

El alcalde hace balance de lo que va de legislatura, una etapa en la que “hemos devuelto la tranquilidad política al pueblo”, y de la que quiere destacar “la participación ciudadana”

Izquierda Unida puso ayer como ejemplo de buena gestión al alcalde de Navas de Oro, Ladislao González, quien acudió a Segovia para, en rueda del prensa, presentar balance de lo que va de legislatura (un año y medio justo).

El coordinador provincial de IU, José Ángel Frías, presentó a González, cuya labor “demuestra que es posible cumplir el programa de nuestra formación”, aplaudiendo lo conseguido por la actual corporación de Navas de Oro en participación ciudadana o transparencia. Y puso especial hincapié en recordar que González trabaja para el Ayuntamiento de forma altruista, pues renunció al sueldo de alcalde. “Cuando gobernamos nosotros —concluyó Frías—, las cuentas van mejor y la calidad de los servicios aumenta”.

Con un montón de folios en sus manos, González quiso defender su gestión. Y, para ello, comenzó diciendo que cuando alcanzó la Alcaldía, en junio de 2015, en el Ayuntamiento había 188.000 euros en efectivo y una deuda de 170.000 euros, comparando tal situación con la actual, donde se ha saldado la deuda (“no debemos nada a nadie”, aseguró) y, encima, en las arcas municipales hay 220.000 euros en efectivo.

González relató que, nada más ser nombrado alcalde, su primera labor fue renegociar diversos contratos firmados por el Ayuntamiento, con compañías eléctricas o de seguros, lo que ha supuesto un ahorro anual cercano a los 25.000 euros. Esa cifra, sumada a los 40.000 euros anuales que cobraba la anterior alcaldesa —sueldo al que el regidor de IU renunció—, suponen un ahorro de 65.000 euros, “mucho dinero para un pueblo como Navas de Oro”.

Reconoció ayer González que en el último año y medio se han culminado actuaciones iniciadas en la legislatura precedente, con gobierno del PP, como una perforación o mejoras en la iluminación.

Atribuyó a renglón seguido a las gestiones de la actual corporación las mejoras en la depuradora de aguas residuales, que hace año y medio era “un desastre completo” y hoy “funciona muy bien”. González dijo también que desde mediados de 2015 se han reestructurado los jardines del pueblo.

Y subrayó que el Ayuntamiento, lejos de subir las tasas municipales, las ha bajado, “por lo exageradas que estaban”. Además, añadió que el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) también se ha visto reducido y, previsiblemente, en 2017 continuará descendiendo.

Entre las promesas cumplidas de IU en Navas de Oro citó la recuperación del Centro de Día —cerrado en etapa del PP—, que González quiere ahora “que vuelva a dar los servicios que un día tuvo”. En ese sentido, el Ayuntamiento ha elaborado una encuesta, que está pasando entre sus vecinos, para conocer qué servicios demandan allí. En función de las contestaciones, el Ayuntamiento se planteará la contratación de personal. González indicó que la asociación de jubilados que últimamente estaba utilizando las instalaciones del Centro de Día tiene ahora a su disposición el Centro Social cedido al Ayuntamiento por la Fundación Caja Segovia.

Una de las gestiones de las que González se encuentra más satisfecho es la referente al reparto de los lotes de pinos para los resineros. El alcalde afirma haber mantenido “una lucha” con el Servicio Territorial de Medio Ambiente hasta conseguir lotes “para que los resineros del pueblo se pudieran quedar a trabajar en nuestros pinares”.

En el largo catálogo de actuaciones presentadas ayer por González figuraban, entre otras, la concesión de una licencia de taxi, la adhesión al programa ‘Crecemos’, el convenio con la Comunidad de Villa y Tierra de Coca para gestionar durante 25 años el área recreativa ‘El Sumidero’, el acondicionamiento del frontón, la adquisición de nuevos ordenadores para el cibercentro y la biblioteca o la compra de un audiómetro para el centro sanitario local.

“Pero lo más importante de todo —sostuvo González— ha sido que hemos devuelto la tranquilidad política a Navas de Oro y la participación ciudadana, que es esencial”. El alcalde explicó que los vecinos pueden tomar las palabras al final de los plenos, en los que, según dijo “no existe oposición”.

FuenteGuillermo Herrero 
Compartir