El candidato socialista al Parlamento Europeo visitó la localidad briquera. / el adelantado
El candidato socialista al Parlamento Europeo visitó la localidad briquera. / el adelantado
Publicidad

El secretario federal de Cultura y candidato del PSOE al Parlamento Europeo, Ibán García, insistió ayer en la importancia de decidir en las próximas elecciones entre una Europa social que garantice el reequilibrio territorial y el bienestar o una de “mercaderes”. Así lo expresó en declaraciones a los medios durante su visita a Cantalejo para presentar la candidatura socialista del municipio.

En este sentido, según informaba la agencia Efe, recalcó que hay “muchos fondos” y recursos que se movilizan desde las instituciones europeas para que las comunidades pueda recibir inversiones y ayudas para recuperar población.

Entre las medidas más urgentes en este contexto Ibán García destacó la activación de fondos adicionales para que las zonas con necesidad de fijar población puedan otorgar incentivos y mantener los servicios para crear oportunidades que permitan a los jóvenes regresar.

Sin embargo, advirtió de que este fin no se podrá lograr si no hay una mayoría social y progresista en Europa y aseguró que tendrá consecuencias perder un tren que “podría ser el definitivo”.

La negociación de la Política Agraria Común (PAC) es otro de los retos que existen en Europa de cara a la próxima legislatura y es que, según García, dependiendo de la fuerza mayoritaria, las ayudas pueden ser menores y las condiciones más perjudiciales para el sector.

Asimismo, subrayó la importancia que tiene España dentro del contexto europeo y señaló que Europa es el proyecto “más bonito” de la historia desde el punto de vista territorial porque no se sustenta en guerras o casamientos sino en un proyecto colectivo de ciudadanía, por lo que es importante “asentarlo”, aseveró.

Por último, el candidato señaló que la respuesta frente a las “incertidumbres” y “miedos” no es “involucionar o volver a la concha”, sino que pasa por afrontar los proyectos de carácter común en un mundo globalizado en el que, tal y como recordó, existen “auténticos monstruos poblacionales”.

El brexit o el movimiento independentista catalán son, a juicio de Ibán García, los “mejores ejemplos” de como una respuesta incorrecta ante un reto o una incertidumbre no es “meterse el caparazón”.