La música y la gastronomía se dieron cita este fin de semana en Riaza en un evento ya consolidado en la localidad. / eEl Adelantado
Publicidad

El Huercasa Country Festival cierra su sexta edición congregando en esta jornada a más de 5.000 personas y confirmando su solvencia como la referencia nacional en música americana.

El día comenzó con el ya tradicional Country & Western Dance y la actuación de Badlands (gratuita) en la Plaza Mayor de Riaza, con más de 2000 personas bailando y disfrutando del buen ambiente en el corazón de Riaza.

Por la tarde, el festival arrancó a las 19.00 h. con más Country & Western Dance donde los asistentes demostraron su destreza en el arte del baile de la mano de, entre otros, Mario Hollsteiner.

A nivel de música en vivo, la segunda jornada se inició con la actuación de la HFC All Stars Band, capitaneada por Jeff Espinoza, y que contó con la participación de más 15 músicos de diferentes formaciones. La banda ofreció un repertorio recogido en el disco HCF Country & Western Dance que se puso a la venta en los puestos de merchandising del festival. Canciones como ‘Rose Garden’ o ‘Slow Turning’ forman parte de este recopilatorio que hará las delicias de los amantes del género.

Tomaron el relevo en el escenario Chuck Mead & The Grassy Knoll Boys quienes ofrecieron una actuación apasionada y llena de matices haciendo un recorrido por su discografía basada en el country honkey tonk.

Los californianos The Long Ryders presentaron su nuevo disco ‘Psychedelic Country Soul’, editado este mismo año tras más de 30 años sin sacar material nuevo, completando su actuación con uno de sus hits más celebrados ‘Looking for Lewis & Clarke’.

Para cerrar la jornada del sábado, el texano Hayes Carll, una de las figuras más importantes de la nueva escena country americana, ofreció un recital en el que demostró que se encuentra en su mejor momento. Con su reciente lanzamiento ‘What It Is’, Hayes Carll se consolida como el artista con mayor crecimiento exponencial dentro del country rock ocupando el número uno en la Americana Radio Album Chart desde hace semanas.

El festival clausuró ayer con una nueva convocatoria en la Plaza Mayor de Riaza para que los asistentes disfrutasen del Country & Western Dance y la actuación del Conjunto San Antonio.

Un año más Huercasa Country Festival apuesta por un ambiente familiar y la vida sana como señas de identidad del festival. El maíz dulce asado, los sombreros de cowboy y las botas de vaquero sembraron el recinto desde que arrancó y las familias pudieron disfrutar de la selecta propuesta musical, la comida sana y el buen ambiente en un escenario relajado y acogedor, ubicado en plena naturaleza.

Esta edición finaliza con 12.000 asistentes (2000 más que el año pasado), un gran éxito para esta ‘rara avis’ en el panorama festivalero nacional.