Hoy también es Nochevieja

La localidad cumple diez años de la celebración de la Prenochevieja o la Nochevieja anticipada

6

Los vecinos de Abades celebran hoy la denominada Prenochevieja o también Nochevieja anticipada. Una fiesta que comenzó en el año 1999 y que ya está consolidada en el calendario navideño local, cumpliendo en esta edición los diez años. Lo que en principio suponía toda una novedosa iniciativa, año tras año ha acabado por ir afianzándose y ser asumida por toda la población, jóvenes, mayores, etc., convirtiéndose en un día de especial celebración, sin que por ello los vecinos dejen de celebrar la Nochevieja en su día.

Pero, ¿cómo empezó todo?. Los inicios fueron un tanto espontáneos. Los componentes de la peña El Apretón, comenzaron a reunirse en la plaza Mayor para tomar las uvas el fin de año, o en su caso, también aceitunas con hueso, como apunta un integrante de la misma. El motivo “es que era la única fecha de las fiestas navideñas en la que nos podíamos juntar todos”, recalca.

Unos años después, cogió las riendas de la organización de la fiesta la asociación cultural de Abades, presidida por Matías Andray, con la colaboración del Ayuntamiento. Eran unas fechas y unos años en los que el municipio estaba soportando puntuales cortes de suministro eléctrico en la Nochevieja y los días de Navidad, una circunstancia que a la vez sirvió como justificante moral para seguir convocando la fiesta veinticuatro horas antes. Fue con la asociación cultural, cuando la Prenochevieja emprendió un verdadero efecto e impulso mediático. Televisiones, emisoras de radio, así como prensa nacional y local de todas las provincias españolas, y alguna de prensa extranjera, se hacían eco de la misma.

En aquellos años también se sumó de manera importante la colaboración del Ayuntamiento, que es en la actualidad el organizador de la misma. Los actos de la fiesta, son los tradicionales, lográndose con el paso de los años una mayor vistosidad y participación, al sumarse también personas de otros lugares y localidades.

Es este año una fecha conmemorativa al cumplirse diez años, y para ello los vecinos con especial fidelidad volverán a situarse frente al reloj del edificio Consistorial a esperar con pasión las doce campanadas y tomar las uvas de la suerte. La sidra y los fuegos artificiales pondrán la nota chispeante y de color, mientras que el salón La Panera acogerá seguidamente la verbena a cargo de la orquesta Syra hasta bien entrada la madrugada. Mañana será 31 de diciembre. La Nochevieja. Una nueva razón, aunque sea idéntica, para volver a disfrutar.