Publicidad

El miércoles 20 de diciembre debería quedar inmortalizado en los anales de los eventos culturales navideños de la provincia, gracias a la participación de la sociedad segoviana en la 36ª Muestra Provincial de Villancicos que organizó la Asociación ‘Taller Cultural de Fuentepelayo’. La iglesia de Santa María la Mayor fue testigo de este acto cultural y educativo con connotaciones artísticas y grandes dosis de socialización e integración para todo tipo de personas. Si se habla de datos cuantitativos, cabe la satisfacción de decir que más de 500 cantores repartidos en 18 colectivos procedentes de toda la geografía provincial se acercaron hasta Fuentepelayo para ser protagonistas directos de este tradicional encuentro de villancicos.

Y si a todas estas cifras se le suman los espectadores, estaríamos hablando que cerca de un millar de personas disfrutaron de un espectáculo de primer nivel en la faceta artística y la puramente social y educativa.

La sociedad segoviana en su conjunto estuvo representada en la Muestra, ya que los grupos procedían de toda la geografía provincial y exhibían su condición diversa en función de sus connotaciones. Como grupo invitado acudió a esta cita navideña el Centro ‘La Casa Grande de Martiherrero’ de Ávila, formado por personas con capacidades diferentes que se granjearon el cariño de todos los presentes, por su calidad interpretativa y por su buen quehacer.

Cada grupo tan sólo pudo interpretar un villancico. Todos hubieran deseado tener un mayor protagonismo, pero las bases de participación y la lógica limitación derivada de tan ingente cantidad de grupos no hicieron posible ver cumplidos sus sueños. Se escucharon villancicos de todo tipo y procedencia. En muchos casos, se adaptaron temas del cancionero popular o se idearon nuevas partituras. Todo fue válido en un ambiente festivo en el que lo más importante es el deseo de participar y las ganas de pasar una jornada inolvidable. Llegado el momento de entregar los regalos y trofeos conmemorativos, subieron al estrado los representantes de las entidades patrocinadoras y las autoridades provinciales y locales. Así, en este acto institucional tomó la palabra para felicitar a todos los asistentes el presidente de la Fundación Caja Cega (Juan Cruz Serrano), el director general adjunto de Cajaviva (Francisco Encinas), el alcalde de la villa (Daniel López) y Teresa Puente como vicepresidenta de la Asociación ‘Taller Cultural de Fuentepelayo’.

Y antes de retomar el viaje de regreso, la tradicional chocolatada con churros aglutinó las voluntades de todos los participantes.