Juan Montes, Fernando Herrero, Lirio Martín, los agentes de la Guardia Civil, y Jesús Bravo, a las puertas del Ayuntamiento./ E.A.
Publicidad

El Ministerio de Fomento ha invertido unos 48.000 euros en distintos arreglos acometidos en la Plaza de Turégano y las inmediaciones de la iglesia de Santiago del municipio.

Con esta intervención, que está sufragada al completo por la Administración central, se ha mejorado el aspecto de la plaza y las zonas próximas a la iglesia, conjunto que ha sido recientemente remodelado y mejorado visualmente.
La subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, visitó la zona para conocer el resultado de las

obras, acompañada del alcalde de Turégano, Juan Montes, y por el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Jesús Bravo, así como por el concejal Fernando Herrero. También asistieron algunos miembros de la casa cuartel de Turégano, donde recientemente se han llevado a cabo obras de mejora gracias al convenio suscrito entre la Diputación provincial y el Obispado.

En su visita, la subdelegada del Gobierno destacó la actuación, con la que se ha mejorado las aceras de estas zonas, “que pone en valor aún más este espacio histórico, de vistas magníficas y de atracción turísticas y, por tanto, económica”.

También el alcalde, Juan Montes, destacó la importancia de las obras para mejorar el aspecto de la Plaza porticada, y del entorno de la iglesia, que cada semana recibe la visita de numerosos visitantes.

Parte de la obra ha permitido también mejorar el sistema de desagüe de las aguas pluviales que se concentraban en la zona, de modo que ahora evacúan al arroyo Valseco, que discurre por la zona próxima a la Plaza de España.

De acuerdo con el proyecto técnico, las obras se adecúan a la normativa técnica, y a las ordenanzas municipales.

En total se ha intervenido sobre un total de 631,80 metros cuadrados de superficie, de los que 400 corresponden a la Plaza de España. También se ha intervenido sobre 92,43 metros de la travesía Felipe Adrados; en 86 metros de la calle Entrada a la Plaza; y 53 metros de la acera Sur de la Plaza.

Las actuaciones que se habían llevado a cabo anteriormente con adoquines de hormigón envejecido aconsejaban completar la obra con una tonalidad adecuada de modo que se ha conseguido su integración en el conjunto, y además se ha realzado el valor del templo, que ha sido incoado como Bien de Interés Cultural.

Se ha aprovechado el levantado de los pavimentos para ejecutar un pozo-aliviadero de saneamiento que, en caso de fuertes precipitaciones, permite desviar el agua de lluvia directamente al cauce del arroyo Valseco a través del callejón que existe en la zona.
Por si fuera poco, se ha aprovechado la renovación del pavimento para igualarlo con el del soportal próximo y se han suprimido los dos peldaños que existían con el fin de hacerlo accesible a personas de movilidad reducida, de modo que puede así accederse a la zona del arroyo que también representa una zona visitable para conocer la estructura tradicional de construcción en la villa de Turégano.