Fisioterapia y osteopatia en el mundo de la tauromaquia
Rubén de Miguel, autor de la obra, junto a Héctor Magdaleno (izquierda) y Javier Herrero (derecha). / c.n.
Publicidad

Los que conocen a Rubén en la villa de Cuéllar saben que lo suyo es la dedicación a su profesión, la fisioterapia. Toda su vida laboral, tras acabar sus estudios, se ha desarrollado en la localidad, tierra de toros y de taurinos. Será por eso que su pasión y mayor afición, junto al deporte, sean los astados en todas sus formas. Es ya normal verle pegado a su cámara de fotos durante las fiestas, sin perder detalle de cualquier instantánea de las reses que después pueda pasar a formar parte de la publicación de la Asociación Encierros de Cuéllar, de la que es miembro y alma.

Además de todo esto, Rubén de Miguel ha trabajado en silencio desde hace 10 años para presentar la publicación que sostuvo con orgullo la semana pasada, porque por fin vio la luz. Un salón de plenos a rebosar dio la acogida que se merece al fruto de una labor ardua, constante y sin descanso. ‘Fisioterapia y osteopatía en el mundo de la tauromaquia’ es ya una publicación real, de 354 páginas, y una obra pionera. El libro recoge un compendio de diferentes artículos de revistas, textos de prensa, reportajes audiovisuales y experiencias propias de gente del mundo del toro “para crear un contexto donde se pueda entender el desarrollo y evolución de la tauromaquia, la importancia del entrenamiento y la nutrición en toreros y recortadores”. Así lo explica él, además de contar lo complicado que ha sido recopilar datos; existe muy poca bibliografía sobre casos clínicos de fisioterapia de recortadores y toreros.

El verdadero origen de esta publicación, su germen, nace del proyecto fin de máster de Rubén. Entre tanta fisioterapia deportiva, él se desmarcó con un proyecto orientado a la tauromaquia, y llegó la desafortunada cogida del torero cuellarano Javier Herrero en Madrid. Diligente en su trabajo, Rubén quiso tratar la recuperación con la mayor profesionalidad, y plasmarla así en el trabajo que ya estaba realizando. En la presentación de la obra, el propio torero solo tuvo palabras de alabanza al trabajo -y la persona- de Rubén. En muy poco tiempo recuperó masa muscular después de la que él considera “una de las cornadas más fuertes”. Otro testimonio clave y basado en su caso fue el de Héctor Magdaleno, ‘Cabano’, exitoso recortador también local. Otra fuerte cornada fue protagonista y Rubén llegó para demostrar que “querer es poder”, como explicó Cabano. Los diagnósticos de los médicos para su recuperación rápida, para volver a saltar y funcionar a pleno rendimiento, no eran nada halagüeños. Pero Rubén puso sus tratamientos, su sabiduría y su saber hacer en marcha, y Cabano compitió esa temporada: reapareció y venció en Mojados; “se lo voy a agradecer toda la vida”, comentó.
Y es que en este libro dirigido tanto a profesionales sanitarios como gente de a pie, puedes encontrar desde tratamientos de lesiones, casos patológicos, hasta la alimentación idónea y los entrenamientos específicos. Y tiene su lógica que un torero o un recortador no se entrene de la misma manera que un tenista, como se comentó en esta multitudinaria presentación. Los toreros tienen un tipo de lesión común por la realización del gesto técnico de entrar a matar, los recortadores un patrón postural típico, y el cuellarano lo recoge en su obra acompañado de técnicas específicas para solventar dichas patologías. Es un proyecto de fisioterapia pero “no al uso”, como él cuenta. Señala que no emplea únicamente terminología técnica, y que ha intentado elaborarlo de la forma más coloquial, para abrir el abanico de posibles lectores; es decir, profesionales, aficionados, toreros y recortadores pueden ser su público, sin excepción alguna. Enriquece aún más esta novedosa publicación la colaboración de profesionales y buenos amigos, como la del cirujano cardíaco Gregorio Laguna, también cuellarano. Rubén reconoce que para él “es un orgullo llevar el nombre de Cuéllar por bandera en este trabajo”. Asegura que desarrollar su carrera profesional en la localidad ha sido fundamental, porque su arraigada tradición taurina y sus encierros le han ayudado a que atender estas patologías no haya sido algo esporádico.

Su obra está disponible en todas las librerías locales y en Amazon, por 19,50 euros. Rubén lo ha conseguido a través de la autoedición, y a su publicación le quedan, seguro, “muchas plazas en las que torear”.