El color es una de las características de esta fiesta de verano en la que se juntan grupos de amigas y familiares. / E. A.
Publicidad

La fiesta de verano de la Asociación Cultural ‘La Panera’ se ha caracterizado por su buen ambiente y alta participación. Este año ha adquirido mayor dimensión al conmemorarse el 30 aniversario de la creación de la asociación y ha contado con protagonistas muy especiales. Así se ha rendido un cálido homenaje al empresario Bernardo Gil Romano, presidente de la empresa Incova, por su brillante trayectoria profesional y por su fiel vinculación con su pueblo. El pregón fue pronunciado por Andrés Torrego Manrique, sacerdote nacido y ordenado en Villovela de Pirón.