Publicidad

Un varón de 60 años natural de Vallelado, de esposa cuellarana y residente en Valladolid, falleció ayer domingo en Asturias, concretamente en el término de Proaza, donde se encuentra la Senda del Oso.

Según informaba la Agencia EFE, el hombre estaba recorriendo la senda en bicicleta cuando, al parecer, se apoyó en una barandilla para hablar por teléfono. Al ceder esta, el varón cayó al vacío desde una altura de más cuatro metros. Según la Guardia Civil, el aviso se recibió a las 12.05 horas, cuando otro hombre alertó de que había un ciclista tendido sobre la carretera AS-228, vía que comunica Trubia con el Puerto de Ventana. Efectivos de la benemérita comprobaron que no había sido objeto de atropello, sino que parecía haberse precipitado desde la mencionada senda, que discurre junto a esa carretera a la altura del kilómetro 18.

La senda cuenta con 29 kilómetros de uso peatonal y ciclista. Ahora se siguen investigando las causas y las responsabilidades del fortuito accidente que ha conmocionado a la villa segoviana.