13-1fd-cabezuela-agua
El Ayuntamiento ha contratado los servicios de una empresa privada para el suministro de agua embotellada. / F. D.
Publicidad

Un bando dictado por la alcaldesa de la localidad, Ana María Agudíez, alertaba el pasado jueves 23 de agosto de los altos niveles de nitratos en el depósito de agua municipal de Cabezuela.

Al mismo tiempo, informaba a los vecinos de la puesta a su disposición de agua embotellada a través de garrafas, que repartieron los operarios municipales junto a la propia alcaldesa en el edificio público de la panera.

La incidencia, detectada por el laboratorio provincial de Prodestur, fue dada a conocer rápidamente por el Ayuntamiento para evitar el consumo de agua de grifo. Además, se contrataban los servicios de una empresa privada para el suministro de agua embotellada.

De este modo, Cabezuela se suma a la lista de localidades de la provincia con problemas en el abastecimiento de agua municipal por altas concentraciones de nitratos o de arsénico. Algunas de ellas se encuentran en las proximidades de ésta.

Por el momento se desconoce cuándo volverá a la normalidad el suministro de agua. La noticia ha ocurrido cuando el pueblo se encuentra con el máximo de población residente, ya que en el mes de agosto se duplican los vecinos en este municipio.

Precisamente hace unas semanas se produjo otro problema en una de las bombas que abastecen de agua al depósito municipal.

El Ayuntamiento busca soluciones y ha solicitado ayuda a través del convenio provincial de sequía, en el que colaboran la Diputación Provincial y la Junta de Castilla y León.